Causas más frecuentes de la inestabilidad emocional

Si la expresión ahogarse en un vaso de agua se te hace tan familiar y cotidiana, es que has entrado en el peligroso círculo de la inestabilidad emocional.

Las emociones forman parte de nosotros como seres humanos. No podemos escapar a ellas y no debemos hacerlo. Son necesarias para calibrar la forma en que reaccionamos y nos sentimos ante los estímulos, tanto externos como internos.

No obstante, cuando estas pasan a controlarnos y a decidir por nosotros, estamos ante un caso de inestabilidad emocional.

¿Qué es la inestabilidad emocional?

Causas más frecuentes de la inestabilidad emocionalUn cuadro de inestabilidad emocional se manifiesta a través de estados de ánimo que se descontrolan a causa de no poder controlar las emociones que se generan en nosotros.

Esta pérdida de control nos lleva a tener cambios repentinos en nuestra conducta y, por ende, en nuestro relacionamiento con los demás. Un simple percance cotidiano nos lleva a reaccionar de forma desmedida. Es así que un enojo en nuestro hogar se generaliza de forma tal que se expande como una ola hacia otros ámbitos de la vida.

Entre las consecuencias más directas e inmediatas de perder el control de nuestras emociones se encuentran la de alejarnos de la posibilidad de ejercer la libertad, de tomar decisiones y la de generar dificultades. Es muy común creer que padecemos de inestabilidad emocional debido a las dificultades que nos rodean, cuando en realidad es exactamente lo opuesto. Perder el control de aquello que se supone debemos manejar por ser propio y único en cada uno de nosotros, nos lleva a dejar que sean nuestras propias emociones las que deciden en nuestro nombre.

Esto nos lleva a algo que todos queremos evitar: el sufrimiento.

Sin embargo, hay buenas noticias y estas son que la inestabilidad emocional no es algo desconocido para el campo de la psicología. Muy al contrario de ello, es un tema que ha sido profundamente estudiado y hoy nos encontramos en condiciones de poner sus causas sobre la mesa. Con esto te ayudaremos a atacar el problema de raíz, dado que la simple voluntad de ponerle fin a este problema, no es suficiente para lograrlo.

Causas que llevan a la inestabilidad emocional

  • Indecisión: la falta de capacidad de tomar decisiones nos lleva al límite de la inacción. El no poder ver las opciones de las que disponemos y, mucho menos seleccionar la mejor, hace que las emociones en nuestro interior se descalibren y deriven en altibajos anímicos que perjudiquen nuestra forma de relacionarnos con el entorno.
  • Necesidad de perfeccionismo: una persona que necesita hacer todo de forma tal que quede perfecto, genera una peligrosa intolerancia a la frustración. Para esta clase de personalidad, caer en la cuenta de que no se es perfecto, lleva a perder el control de las emociones.
  • Estrés: una cierta cuota de estrés no solo no es perjudicial, sino que resulta necesaria para lidiar con las exigencias de la vida actual. En cambio, cuando este pasa el umbral de lo beneficioso y se vuelve excesivo, conlleva a perder el control de lo que sentimos y de lidiar con ello de forma efectiva.
  • Adolescencia conflictiva: esta etapa de la vida nos genera ciertos conflictos que son propios de la edad. No obstante, cuando estos toman el control de la personalidad, el joven puede perder el contacto con su propia identidad y no lograr que sus emociones sean adaptivas.
  • Sobreprotección: esta conducta que algunos padres tienen hacia sus hijos, es un campo fértil para generar inestabilidad emocional. La explicación yace en la falta de autonomía que el niño desarrolla, con su consecuente inacción derivada del esperar a que los demás resuelvan las cosas por él.
  • Dependencia emocional: las personas que dependen de otras para reafirmar su autoestima y para alcanzar un cierto estado de felicidad, terminan generando conflicto con esas personas que ofician de pilares en su vida. Una situación tal lleva a que las emociones fluctúen de acuerdo a la reacción que los demás tengan hacia ellos.
  • La inestabilidad emocional es una condición que puede ser tratada de forma eficiente y definitiva. Solo se necesita del profesional adecuado, quien diseñará el tratamiento que cada caso necesita, para reforzar la autoestima y superar la inestabilidad emocional.

En el Centro Manuel Escudero recibirás un tratamiento personalizado para superar los problemas de inestabilidad emocional. Contacta con nuestro Centro de psicología y psiquiatría en Madrid para pedir una primera consulta.

Para concertar cita: Llámanos

Psicólogos online – Consulta y terapia online

Ofrecemos servicio de Terapia Online. Las consultas Psicológicas Online ayudan a muchos pacientes hacer un tratamiento sin tener que acudir en persona a nuestra consulta en Madrid. Es un servicio que ayuda a aquellas personas que tienen dificultades para encontrar un especialista de la salud mental con experiencia cerca de donde viven.

Gracias a nuestro servicio de terapia online, puedes conectarte a internet y hablar con un profesional de la salud mental desde tu casa u oficina en tu mismo idioma.

Consulta de psicología y psiquiatría en Madrid

Sí necesitas nuestros servicios de salud mental, sea Psicología Clínica, Psiquiatría, orientación o consejo psicológicos, en el Centro Manuel Escudero encontraras un equipo de especialistas, que trabajan en conjunto de forma multidisciplinar desde hace más de treinta años, para ofrecerte la psicoterapia y los tratamientos más avanzados.

Consúltanos tus dudas, pide información o concierta una cita.

Podemos ayudarte

Otros artículos recomendados

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search