Como se puede alcanzar la felicidad? Y Que es la felicidad?

El día de Año Nuevo nos deseamos, unos a otros, buena salud, suerte y sobre todo, felicidad para el año siguiente. ¿Pero qué es la felicidad? Y ¿qué hacer para ser feliz?

A través de este artículo intentaré explicar que significa sentirse feliz o como se puede alcanzar la felicidad.

Planteamos la siguiente pregunta ¿Ser feliz es la falta de sufrimiento?

La mayoría de los investigadores que se han dedicado a estudiar las emociones, se han centrado sobre todo en las emociones negativas. Hasta cierto punto es lógico que la tendencia sea estudiar aquello que amenaza el bienestar del ser humano y que los estudios se centren en las emociones negativas como la tristeza, la ira, el miedo, etc. y que la psicología clínica tiene como objetivo neutralizar el sufrimiento psicológico. ¿Pero somos felices cuando eliminamos el sufrimiento? Realmente, ¿qué es la felicidad y qué podemos hacer para ser felices? Y ¿podemos decir que la felicidad es solamente la ausencia del sufrimiento?
Que es la felicidadPara empezar, no hay una definición clara de la felicidad. Es conveniente que cada uno de nosotros se plantee que significa ser feliz. Cuando hablamos de felicidad, podemos pensar en conceptos sencillos, como tener calidad de vida, bienestar y actuar a través de emociones positivas.

El psicólogo americano Martin Seligman*, después de haber dedicado la mayoría de su carrera a trastornos mentales, dio un giro radical a la orientación de su carrera profesional y empezó a dedicarse a la investigación en el campo de la “psicología positiva”, promoviendo una concepción más positiva del ser humano. Así, Seligman en su libro “Authentic happiness”, dice “La vida placentera es una vida que maximiza las emociones positivas y minimiza el dolor y las emociones negativas, como parte de la felicidad”.

Seligman asocia la felicidad a tres periodos de tiempo, al pasado (donde surgen alegría, satisfacción y serenidad); al presente (en el que surgen los placeres corporales, que son momentáneos y requieren aprendizaje y educación) y al futuro (sobre todo relacionados con optimismo, esperanza y fe)

Aparte de reflejar la felicidad en función del tiempo, ha determinado tres formas diferentes en percibir la felicidad. Define la felicidad del modo siguiente:

1. Sentir felicidad cuando hacemos algo (para alguien o algo) que tiene un valor superior para nosotros o algo que realmente nos gusta hacer. (Dedicarnos a ayudar a personas, pasar tiempo en familia, ir a un partido de futbol, la religión, viajar, etc.). En este caso las emociones positivas surgen cuando valoramos lo que hemos logrado, cuando estamos haciendo algo que nos deja sentir bien, da igual si era difícil de conseguir o si hemos sufrido.

2. La felicidad hedonista está basado en las emociones positivas como centro de la visión de la felicidad, es decir, el placer, bienestar y gozar de la vida son unos de las fuentes de la felicidad. Emociones positivas que generan felicidad, según Seligman son, por ejemplo la alegría, la diversión, la gratitud, la serenidad, la esperanza, el orgullo, la inspiración, la sorpresa y el amor.

3. Y por último, sentimos felicidad cuando ponemos en marcha nuestras capacidades, y estamos comprometidos en una tarea que nos absorbe. En estos momentos podemos tener la sensación de mover montañas, o el tiempo se detiene y nos sentimos fluir. Puede ser una vocación o algo que nos gusta hacer.

Otra investigadora en Psicología Positiva es la americana Sonia Lyubomirsky***, pregunta “Porque hay algunas personas que son más felices que otras?”, ella llegó a la conclusión de que aproximadamente el 50% de la felicidad está determinada por nuestros genes, el 10% por las circunstancias de la vida y más o menos un 40% depende de elementos modificables como nuestros hábitos cotidianos, nuestras actitudes, actividades diarias, etc. Sonia Lyubomirsky, concluyó que la preferencia por un tipo de actividades para alcanzar el bienestar dependerá de el origen de tu infelicidad, de la adecuación a tus virtudes y de tu estilo de vida.

Podemos decir, que las emociones positivas son un medio de alcanzar la felicidad y la felicidad surge cuando asociamos las emociones al placer y al compromiso con nuestros valores y de esta forma damos sentido a nuestras vidas.

¿Qué puedo hacer para ser feliz?

¿Existen métodos para incrementar la felicidad? O ¿podemos cultivar la felicidad?

El americano Michael Fordyce** desarrolló un programa para la educación de la felicidad y propuso 14 conductas de acción para aumentar nuestra felicidad:

1. Estar activo y ocupado
2. Vivir el presente
3. Emplear tiempo en actividades sociales
4. Parar la preocupación excesiva
5. Ser productivo en un trabajo que tenga sentido para nosotros.
6. Ser organizado y planificar las cosas.
7. Trabajar para conseguir una personalidad saludable.
8. No tener muchas expectativas ni aspiraciones
9. Desarrollar una forma de pensar positiva y optimista
10. Fomentar una personalidad social y extrovertida.
11. Tener pocos sentimientos negativos y problemas.
12. Ser nosotros mismos, es decir, elegir lo que hacemos y actuar de acuerdo con nuestros pensamientos y sentimientos.
13. Las relaciones íntimas son la mejor fuente de felicidad.
14. Valorar la felicidad

* Martin Seligman es el fundador de la psicología positiva, un campo de estudio que examina los estados saludables, como la felicidad, la fuerza de carácter y optimismo.

** Michael W. Fordyce fue un psicólogo y pionero investigador en el campo de la medición de la felicidad empírica.

*** Sonia Lyubomirsky graduó por la Universidad de Harvard y obtuvo el título de Pharmaceutical Doctor en Psicología Social y de la Personalidad por la Universidad de Stanford. Las investigaciones de Lyubomirsky se centran en demostrar la posibilidad de un incremento continuo y constante de la felicidad.

Dejar un comentario