Depresión blanca o blues de Navidad: ¿qué es y cómo afrontarla?

Hablar de Navidad, es traer a la conversación la alegría, la ilusión y la esperanza de volver a reunirnos con nuestros seres queridos y de esperar con ansias la mejor época del año. Sin embargo, también puede generar los sentimientos exactamente opuestos en las personas que padecen de depresión blanca, o de blues de Navidad. Si bien los síntomas de la depresión navideña pueden llevarnos a pensar lo contrario, lo cierto es que no se trata de un trastorno psicológico, sino de un síndrome del estado de ánimo que, como su nombre lo indica, se relaciona con la llegada de la Navidad. En este artículo, conocerás sus síntomas, sus causas y qué tratamientos se encuentran disponibles para superar a la depresión en Navidad.

 

Síntomas de la depresión blanca de Navidad

depresión blanca o depresión de navidad

Si dudas acerca de estar padeciendo de la depresión por Navidad, el primer parámetro a tomar en cuenta es la proximidad de esta época del año. Por lo tanto, si hasta antes del comienzo de diciembre tu estado de ánimo era de alegría y bienestar, pero a medida que diciembre ha ido avanzando se ha tornado sombrío, pesimista y se ha enrarecido, ya tienes tu primera gran alerta. Los demás síntomas son los siguientes:

  • Tristeza profunda
  • Nostalgia inexplicable
  • Ganas de llorar
  • Irritabilidad
  • Humor cambiante
  • Ansiedad
  • Dificultad para conciliar el sueño y para dormir de corrido
  • Sensación de agotamiento al despertar

Cuantos más de estos síntomas presentes conforme se aproxime la Navidad, más probable es que tu problema esté asociado con la Navidad y depresión.

Depresión en Navidad: ¿cuáles son sus causas?

Los factores que causan la depresión navideña están relacionados tanto con nuestro pasado, con los factores bioquímicos que desencadena el estrés y con las particularidades que el invierno trae consigo:

Duelo

Es precisamente la impronta de reencuentro familiar que tiene la Navidad, lo que hace que los sentimientos del duelo se intensifiquen. De modo que, a medida que se aproxima el momento de alzar las copas y recordarnos mutuamente cuánto nos queremos, las personas que han perdido a un ser querido, que se han separado de su pareja o que han sido despedidas de su empleo, sienten una intensa tristeza, lo que hace que la Navidad y depresión se conviertan en un binomio devastador. 

Estrés

La depresión por Navidad también puede explicarse de acuerdo al rol que nos toque cumplir en  la Navidad. 

Si estamos a cargo de la organización de la fiesta familiar, de cocinar para más de diez personas, de encargar la comida y de comprar los regalos, probablemente el agobio que nos asedie termine por hacer que la depresión y Navidad se fusionen en nosotros y que la proximidad de esta fecha del año, lejos de resultarnos agradable y relajante, se transforme en una fuente de estrés que solo nos produce rechazo. 

Trastorno afectivo estacional

A diferencia de la depresión común, el trastorno afectivo estacional se presenta bajo los mismos síntomas, pero solo aparece cuando empiezan los fríos y las horas de luz disminuyen, y desaparece cuando el invierno comienza a cederle paso a la primavera.

Si este es tu caso, la depresión navideña se debe al invierno, y no a eventos de tu vida personal. Por lo tanto, te interesará conocer las causas que nos llevan a sentir tristeza cuando la nieve se apodera del paisaje.

Razones por las que nos ponemos tristes en invierno

blues navidad depresión navideña

Las causas de la depresión navideña debido al trastorno afectivo emocional, son puramente bioquímicas, ya que nuestra necesidad de luz solar no puede ser completamente satisfecha cuando los días se acortan y las nubes bloquean el paso de los rayos solares durante las escasas horas de luminosidad que ofrece un día invernal.

En la retina de nuestros ojos, se encuentran los receptores de lux, que es la unidad de intensidad con la que se mide la iluminación, y los seres humanos necesitamos veinte mil de ellas al día, lo cual en verano se obtiene tan solo en sesenta minutos, mientras que en invierno se tarda mucho más y resulta notoriamente más dificultoso.

¿Cómo evitar la depresión navideña?

Afortunadamente, existen ciertas medidas que podemos tomar para esquivar la clásica depresión por Navidad, las cuales son:

Organizarnos con tiempo

Dejar la coordinación de todo para último momento, aumenta el asedio emocional que nos produce la llegada de la Navidad. Por eso es fundamental orquestar todo con el debido tempo. Hasta puede ser que lleguemos a disfrutar la organización. 

Renunciar al perfeccionismo

Buscar hasta el cansancio que todo esté perfecto es una de las razones que nos pueden llevar a sufrir de depresión navideña. Siéntete feliz de tener la posibilidad de darles algo especial a los tuyos. Eso ya es suficiente y todos te estarán muy agradecidos. Olvídate de buscar la perfección; busca lo grandioso.

Sustituir nuestros pensamientos negativos

Si la fusión Navidad y depresión lleva muchos años conviviendo contigo, entonces la mera proximidad de la Navidad podría invadirte con pensamientos negativos. Una manera muy efectiva de frenarlos es tomándonos el tiempo para identificarlos, para así poner en marcha la sustitución de dichos pensamientos por otros que se adecuen más a la realidad, porque solemos pensar que todo es peor de lo que verdaderamente es.

Crear nuevas tradiciones

Una forma muy eficaz de desterrar la tristeza que nos genera el no tener más a nuestros seres queridos con nosotros en esta fecha tan especial, es reemplazar las tradiciones que llevábamos a cabo cuando estaban, por otras que nosotros mismos decidamos crear. 

¿Se puede extender la depresión hasta después de Navidad?

De hecho, esto es completamente posible y su nombre es depresión post Navidad o depresión de Año Nuevo. Se debe a la vuelta a la vida normal después de estas breves vacaciones en las que hubo reencuentros esperados, reconciliaciones, días en casa, descanso y una interesante ingesta de calorías. 

Por lo tanto, cuando nos vemos desprovistos de todos estos placeres, se apersona la depresión post navideña. 

Tratamientos psicológicos que te pueden ayudar a salir de esta depresión

Los mismos tratamientos psicológicos que han probado ser efectivos contra la depresión, sirven para ayudarnos a salir de este síndrome que afecta nuestro estado de ánimo en la época en la que más felices deberíamos sentirnos. 

Cuando la depresión navideña se reúsa a irse, la única vía de regreso hacia tu bienestar es una terapia psicológica. Contáctanos para diseñar la tuya y así trazar la vuelta hacia un óptimo estado de salud mental.

Centro Manuel Escudero | Psicología Clínica, Psicoterapia, Psiquiatría y Coaching

▷ Más de 35 años de experiencia nos avalan.
Consultas presenciales o por videollamada | Infórmate sin compromiso.

Psicólogos online – Consulta y terapia online

Ofrecemos servicio de Terapia Online. Las consultas Psicológicas Online ayudan a muchos pacientes hacer un tratamiento sin tener que acudir en persona a nuestra consulta en Madrid. Es un servicio que ayuda a aquellas personas que tienen dificultades para encontrar un especialista de la salud mental con experiencia cerca de donde viven.

Gracias a nuestro servicio de terapia online, puedes conectarte a internet y hablar con un especialista en Psicología Clínica o Psiquiatría desde tu casa u oficina en tu mismo idioma.

Consulta de psicología y psiquiatría en Madrid

Sí necesitas nuestros servicios de salud mental, sea Psicología Clínica, Psiquiatría, orientación o consejo psicológicos, en el Centro Manuel Escudero encontraras un equipo de especialistas, que trabajan en conjunto de forma multidisciplinar desde hace más de treinta años, para ofrecerte la psicoterapia y los tratamientos más avanzados.

Consúltanos tus dudas, pide información o concierta una cita.

Podemos ayudarte

Otros artículos recomendados

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search