Diferencia entre neurosis y psicosis

Una pregunta que nos hacen frecuentemente es ¿Cuál es la diferencia entre una neurosis y una psicosis?

Son dos términos que se tienden a confundir, pero se refieren a trastornos muy distintos, sobre todo en lo que concierne a su gravedad.

Explicaremos cada uno de ellos de la forma más sencilla posible.

¿Qué es la neurosis?

qué es una neurosisUna Neurosis es una respuesta emocional exagerada, con respecto al estímulo que la produce, es involuntaria y difícil en controlar que se desencadena en algunas situaciones y que se expresa en forma de síntomas asociados al nerviosismo, la angustia y la ansiedad.

Esta reacción emocional exagerada o neurótica puede ser muy intensa para quien la está sufriendo, pero puede no ser evidente para las personas del entorno.

En general, la persona neurótica sabe que su reacción emocional ante la situación es exagerada, pero no puede evitarla, ni es capaz de gestionarla de forma adecuada.

En ocasiones, para recanalizar el agobio provocado por estas reacciones emocionales exageradas, las personas con neurosis obsesivas pueden desarrollar conductas repetitivas, como rituales compulsivos o TOC, o intentar atenuarlas consumiendo substancias como el alcohol o drogas o hacer una ingesta exagerada de comida.

Tipos de neurosis

Las neurosis se manifiestan en forma de síntomas de ansiedad, la angustia, los ataques de pánico, somatizaciones y problemas fóbico-obsesivos como la agorafobia, fobofobia, fobia social e hipocondría, entre otros.

«Fobofobia», el miedo a los propios síntomas de miedo, es uno de los miedos más frecuentes en una neurosis. Puede impedir a la persona realizar algunas actividades de la vida cotidiana, por miedo a que aparezcan síntomas que le indiquen que aparece el miedo, o que aparezcan síntomas de ansiedad asociados al miedo, generando un incremento de la angustia por el temor anticipatorio de no ser capaz de gestionar estos síntomas.

Es importante diferenciar las neurosis de trastornos como la esquizofrenia, los trastornos del estado de ánimo (como depresión o manía) o los trastornos ficticios con síntomas físicos (esta diferenciación es bastante difícil, porque la persona finge los síntomas)

Cuáles son los síntomas de la neurosis

Los síntomas de la neurosis derivados de una respuesta emocional exagerada, pueden ser muy molestos e intensos.

Esta respuesta emocional exagerada esta asociada a lo que se llaman los tres miedos neuróticos, que son:

  • el miedo a perder el control,
  • el miedo a la muerte y
  • el miedo a la locura.

Estos temores definen la respuesta neurótica y su intensidad puede ser variable, desde un miedo leve hasta padecer un miedo tan intenso que genere un malestar insoportable o una paralización en el funcionamiento de la persona.

Algunos síntomas que podemos asociar a las neurosis son:

  • Inestabilidad emocional
  • Miedos
  • Inseguridad, dudas
  • Ira
  • Irritabilidad
  • Sentimientos de culpa
  • Ansiedad y angustia
  • Timidez o inhibición social
  • Rigidez en las relaciones sociales,
  • Problemas para tomar decisiones,
  • Preocupaciones excesivas
  • Repetición de rituales o conductas,
  • Problemas para salir de casa
  • Preocupación por el control o el orden

Las personas que sufren neurosis suelen presentar temores ante situaciones que otras personas viven con normalidad, se suelen sentir heridas con facilidad y pueden tener la tendencia a terminar ansiosas o deprimidas.

Tratamiento

Es importante identificar los síntomas de la neurosis lo antes posible,  pues el pronóstico del tratamiento de la neurosis es muy bueno y los tratamientos psicológicos actuales han demostrado ser muy eficaces para su superación.

Durante la terapia, la persona aprende a rehabilitar los pensamientos que le originan los síntomas e incrementan la ansiedad, a modificar las percepciones e interpretaciones disfuncionales o erróneas y, de esta forma, puede manejar y reducir los síntomas que proceden de ellos, aprende a reinterpretar y a controlar por si mismo todos los síntomas, a manejar sus impulsos, a gestionar sus miedos, a relajarse, a recuperar el equilibrio emocional y a aliviar y reducir por si mismo, los síntomas descritos anteriormente.

En el caso de neurosis severas es necesario combinar la psicoterapia con un tratamiento farmacológico para incrementar su eficacia y para eliminar estos síntomas incómodos como la ansiedad.

¿Qué es psicosis?

qué es una psicosisUna Psicosis es una alteración del funcionamiento cognitivo que provoca un alejamiento de la realidad, haciendo que la persona perciba cosas que no existen en la realidad de su entorno, como alucinaciones, delirios o escuchar voces dentro de su cabeza que no pueden parar.

Características de psicosis

Una persona que sufre de psicosis suele manifestar conductas desadaptadas a la realidad que le rodea en ese momento, y hace comentarios o mantiene conversaciones que no son coherentes ni apropiados con la situación en la que se encuentra.

Crea un mundo propio, irreal, e interpreta de forma delirante lo que ocurre a su alrededor, que considera real y se comporta en su entorno de acuerdo a estas interpretaciones propias.

Otra característica de las psicosis es que la persona puede tener temporadas de normalidad pero de vez en cuando se producen lo que se llaman brotes, que es cuando aparecen los síntomas alucinatorios o delirantes.

En ocasiones antes de que aparezcan estos brotes, se manifiestan unos síntomas, que a veces son muy sutiles, que indican que la persona va a sufrir un brote.

Estos síntomas se denominan prodromos y el especialista de salud mental debe estar muy atento a su aparición, ya que es el momento optimo para comenzar un tratamiento farmacológico o ajustar las dosis de la medicación, en caso que ya se este en tratamiento.

A diferencia de la neurosis, una persona con psicosis puede no ser consciente de lo que realmente le está pasando y de la gravedad de su estado.

Tipos de psicosis

Dentro de este grupo de patologías podemos citar problemas como la esquizofrenia, las psicosis reactivas, psicosis maníaco depresivas, trastornos unipolares y el trastorno delirante crónico.

Tratamiento

Las psicosis requieren un tratamiento principalmente farmacológico, es decir, psiquiátrico. La medicación es fundamental para evitar y controlar los delirios, y permite que la mayoría de los pacientes hagan su vida diaria, más o menos, de forma normal.

En algunas ocasiones se puede complementar el tratamiento psiquiátrico con terapia psicológica, con el fin de trabajar aspectos muy concretos del paciente, como integración en la vida cotidiana, responsabilidad en tomar la medicación, etc. , y siempre a criterio del psiquiatra especialista.

Algunos puntos de diferencia entre Psicosis y Neurosis 

PSICOSIS NEUROSIS
Trastorno y desorden mental severo, con alteración de la realidad, de los procesos cognitivos y detrimento en la funcionalidad social. Alteraciones emocionales y conductuales principalmente causadas por errores de procesamiento que generan estrés o ansiedad.
Alejamiento de la realidad, crea un mundo propio e irreal. No pierden contacto con la realidad. Saben que lo que están pensando no es la realidad pero no pueden evitar que les afecte.
No suele ser consciente de lo que realmente está pasando. Consciencia que la reacción ante la situación es exagerada, pero no puede evitarla.
Presentan alucinaciones o delirios, es decir, viven y procesan fuera de la realidad. no manifiestan delirios ni alucinaciones.
Pensamientos, juicios y conductas desadaptadas a la situación. El pensamiento pueden ser caótico e incoherentes.  El afrontamiento de las situaciones que son incómodas para la persona, no es siempre adecuado ni adaptativo.
Perdida de interés y problemas de cuidar de sí mismo. Problemas de angustia, ansiedad,  y estrés . Pueden ser perfeccionistas y obsesivos o presentar tics nerviosos o rituales para manejar el estrés.
Requieren apoyo psicológico y psiquiátrico, necesitan psicofármacos. Responden bien a tratamiento psicológico y pueden aprender a gestionar sus emociones y sus reacciones.
En esta categoría encontramos trastornos como la esquizofrenia, psicosis reactivas, trastorno delirante crónico, trastorno bipolar tipo I y II,  entre otros. Pueden incluir trastornos de ansiedad, pánico, del ánimo, fóbicos, del control de los impulsos, obsesivos, estrés post traumático, entre otros.
Deterioro grave en el funcionamiento de la persona y sus interacciones sociales. El deterioro puede ser leve en el funcionamiento de la persona y sus relaciones sociales, aunque pudiera agravarse esta condición si no recibe tratamiento psicológico adecuado.
Presentan alteraciones del sueño. Pueden presentar alteraciones en el sueño.

Conclusión

La neurosis y la psicosis son trastornos psicológicos muy diferentes. Aunque ambos necesitan tratamiento, cada patología requiere recomendaciones distintas.

Una persona que sufra algún tipo de neurosis tiene un cuadro clínico que presenta un buen pronóstico cuando se combina una intervención psicológica con ciertos tratamientos farmacológicos.

En cambio, un paciente con un trastorno psicótico debe ser consciente que los medicamentos son parte esencial de su tratamiento. Después, en algunas ocasiones, se pueden complementar el tratamiento psiquiátrico con terapia a criterio del especialista, la terapia puede tener cierto papel en la prevención de nuevos brotes psicóticos.

Acudir a un centro donde trabajan de forma conjunta, especialistas en psicología clínica y psiquiatría, permita tratar los problemas de salud mental como la neurosis o la psicosis de forma multidisciplinar, realizando tratamientos más eficaces que ayudan al paciente a mejorar notablemente su calidad de vida.

Existen diferentes tipos de terapia y la elección dependerá de las necesidades del paciente.

En el Centro Manuel Escudero recibirás atención personalizada y tratamientos de forma multidisciplinar para tratar de forma realmente eficaz problemas de salud mental.

Para recibir más información: Llámanos

Psicólogos online – Consulta y terapia online

Ofrecemos servicio de Terapia Online. Las consultas Psicológicas Online ayudan a muchos pacientes hacer un tratamiento sin tener que acudir en persona a nuestra consulta en Madrid. Es un servicio que ayuda a aquellas personas que tienen dificultades para encontrar un especialista de la salud mental con experiencia cerca de donde viven.

Gracias a nuestro servicio de terapia online, puedes conectarte a internet y hablar con un profesional de la salud mental desde tu casa u oficina en tu mismo idioma.

Consulta de psicología y psiquiatría en Madrid

Sí necesitas nuestros servicios de salud mental, sea Psicología Clínica, Psiquiatría, orientación o consejo psicológicos, en el Centro Manuel Escudero encontraras un equipo de especialistas, que trabajan en conjunto de forma multidisciplinar desde hace más de treinta años, para ofrecerte la psicoterapia y los tratamientos más avanzados.

Consúltanos tus dudas, pide información o concierta una cita.

Podemos ayudarte

Otros artículos recomendados

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search