Estrategia para el control de las emociones

Controlar y manejar emociones

Es difícil frenar un pensamiento que se nos viene a la mente y muchas veces,  actúan de forma independiente a nuestra voluntad, afectando a nuestras emociones. La psicología ha estudiado a nuestra mente lo suficiente como para saber cuáles son las estrategias a las que puedes apelar para controlar y manejar tus emociones. Ellas aparecerán cuando quieran, se quedarán contigo hasta que superes la situación que las provoca, pero tú tienes el poder de mantenerlas a raya para que no te perjudiquen.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son disparadas por la amígdala cerebral ante los estímulos del exterior.

Existen cuatro emociones básicas: miedo, tristeza, enojo y alegría. Curiosamente, solo una de las cuatro es positiva. Otro dato nada alentador al respecto es que la tristeza puede llegar a durar el cuádruple de tiempo que la alegría, ya que esta última se disipa a medida que el tiempo nos va distanciando del evento que la provocó, incluso aunque las circunstancias permanezcan intactas.

Por ejemplo, si ganamos la lotería, la alegría del momento es prácticamente inconmensurable, pero conforme pasa el tiempo, e incluso si gracias a ella hemos cumplido nuestros sueños materiales y aún nos queda una buena cantidad de dinero, la alegría se nos escapará de nuestras manos sin que podamos hacer nada.

La clave del control emocional está en el abordaje

Controlar y manejar emocionesLas emociones estarán contigo quieras o no. Ellas son parte de nuestra evolución y se encuentran arraigadas en nuestro ADN, lo que quiere decir que sus bases son biológicas. Si bien no hay nada que puedas hacer en este respecto, sí hay mucho en lo que el abordaje de dichas emociones te puede ayudar.

Si transformas los pensamientos que generan ansiedad y que puede producirte angustia y miedo, de forma que  generen tranquilidad y visión objetiva de las situaciones, entonces habrás transitando más de medio camino. Imagina que debes rendir un examen. Nadie se muestra indiferente ante una situación tal. Los pensamientos anticipatorios nos generan una ansiedad nos carcome, pero no necesariamente debe manifestarse como un intenso miedo a suspender, sino que podemos transformar nuestros pensamientos a un deseo de aprobar y acercarnos cada vez más a nuestro diploma, al trabajo de nuestros sueños y al estilo de vida que queremos tener.

 

Cómo controlar nuestras emociones antes de que ellas nos controlen a nosotros.

Los pensamientos son la clave.

Apóyate en tus virtudes y éxitos: todos pasamos por malos momentos y en ocasiones fallamos incluso cuando intentamos dar lo mejor de nosotros. Es precisamente en estas ocasiones que la autoafirmación es la respuesta que nos puede devolver la tranquilidad. Si un día cometes un error en el trabajo, no te condenes a ti mismo por haberte equivocado; piensa en todas las veces en las que has sacado a la empresa adelante y en todo lo que has contribuido para que esta pudiera dar una mejor imagen ante los clientes y así ver enaltecida su imagen ante la competencia.

Desviación de la atención: tan efectiva es esta técnica, que la usamos con niños muy pequeños a punto de llorar y nos resulta por demás efectiva. ¿Quién no le ha presentado un muñeco o le ha señalado una nube con forma de oso a un niño a punto de lanzarse a llorar?

Esta estrategia es conocida como la técnica de la desviación de atención. Cuando una emoción negativa intensa amenace con convertirse en un miedo que nos lleve al borde de la angustia, lo mejor es desviar la atención  y concertarnos en pensar en algo placentero que esté a punto de suceder. Por ejemplo, si tememos ser despedidos porque la empresa ha entrado en crisis y varios de nuestros colegas han sufrido esa suerte, lo mejor es centrar nuestra atención en el cumpleaños de nuestro hijo que nos toca celebrar en dos semanas y al cual tendremos que dedicarnos en cuerpo y alma si queremos que salga bien. Esta técnica es muy útil cuando aquello que tememos está fuera de nuestro control. En caso contrario, lo recomendable es volcar nuestra atención a solucionar aquello que nos produce angustia.

Piensa en lo peor que puede pasar: muchas veces permitimos que nuestras emociones se descontrolen porque no nos detenemos a relativizar. ¿No nos agradan las amistades de nuestra hija? ¿El fontanero nos viene postergando la visita desde hace tres semanas? ¿La novia de nuestro hijo no es la mejor opción que tenía? Todas estas son situaciones cotidianas que tienen solución o que no dependen de nosotros. Saber darnos el tiempo para solucionar lo que podemos arreglar y aceptar lo que no podemos controlar, es una forma de poner a nuestras emociones en orden. Cuando nos esté sucediendo cualquiera de estas situaciones que nos descontrolan, lo mejor es pensar en lo peor que nos podría suceder, lo cual es, indefectiblemente, la muerte.

Postergar la preocupación: no se trata de anular la preocupación, sino de darte un tiempo para pensar en ella más tarde. De este modo, la emoción negativa volverá, pero con una intensidad menor y con un puñado de ideas de posibles soluciones.

Llevar un cuaderno de anotaciones: muchas veces las emociones vuelven a nosotros con un poder devastador porque no tenemos con quién hablarlas. Si esto es así o si al hablar de ellas no desaparecen o disminuyen, es momento de empezar a escribir acerca de ellas. Toma un cuaderno o el ordenador, y escribe acerca de cómo te sientes con respecto a la situación que te aqueja. Verás que las tensiones se van liberando y que la intensidad de las emociones negativas se reduce cada vez más.

Las personas con un alto grado de autocontrol emocional, se encuentran en mejores condiciones para enfrentarse a las dificultades de la vida diaria, logran un estado de calma interior y a conseguían mayor bienestar y una vida satisfactoria.

Para recibir más información y citas: Llámanos

 

Psicólogos online – Consulta y terapia online

Ofrecemos servicio de Terapia Online. Las consultas Psicológicas Online ayudan a muchos pacientes hacer un tratamiento sin tener que acudir en persona a nuestra consulta en Madrid. Es un servicio que ayuda a aquellas personas que tienen dificultades para encontrar un especialista de la salud mental con experiencia cerca de donde viven.

Gracias a nuestro servicio de terapia online, puedes conectarte a internet y hablar con un profesional de la salud mental desde tu casa u oficina en tu mismo idioma.

Consulta de psicología y psiquiatría en Madrid

Sí necesitas nuestros servicios de salud mental, sea Psicología Clínica, Psiquiatría, orientación o consejo psicológicos, en el Centro Manuel Escudero encontraras un equipo de especialistas, que trabajan en conjunto de forma multidisciplinar desde hace más de treinta años, para ofrecerte la psicoterapia y los tratamientos más avanzados.

Consúltanos tus dudas, pide información o concierta una cita.

Podemos ayudarte

Otros artículos recomendados

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search