¿Que habilidades necesito para encontrar trabajo a partir del año 2016?

En un mercado internacional dominado por máquinas, algoritmos y relaciones virtuales, las empresas requieren profesionales con habilidades humanas capacitados de filtrar e interpretar los datos que circulan en la red. La conectividad global, máquinas inteligentes y nuevos canales de comunicación han transformado, nuestras relaciones y, sobre todo, el mundo laboral.

Las personas que poseen las habilidades más demandados por las empresas o son capaces de desarrollarlas, son menos vulnerables para el mercado laboral que nos espera. Esas habilidades ayudaran al trabajador ser más competitivo y le puede dar mejores oportunidades y posibilidades de trabajar en algo que realmente le gusta.

Son perfiles caracterizados por el predominio del entorno virtual, sin sacrificar la formación académica, con experiencia y sentido común funcionado en un contexto de una realidad sujeta a cambios.

11 Futuras capacidades que nos apoyaran a encontrar trabajo:

ADAPTACIÓN

Las nuevas exigencias del mercado han obligado a las empresas a adaptarse con rapidez para sobrevivir y a enfrentarse a nuevas herramientas digitales que tienen mucho más recorrido del que en principio se puede imaginar. Muchas de las empresas van a desaparecer como las conocemos para poder enfrentarse al mercado cambiante. Nos podemos hacer la pregunta ¿Qué exige el mercado tan cambiante de sus profesionales? Debido que el desarrollo de la comercialización va tan rápido, el mercado laboral tiene nuevas expectativas y nuevas exigencias o demandas en materia de formación y el trabajador tiene que tener la habilidad de ajustarse a esta demanda. Por lo tanto, tener capacidad de adaptación y talento van ser uno de las habilidades más demandadas. Y para explotar su talento, un profesional requiere estar en continuo proceso de formación y adaptación.

habilidades para encontrar trabajo

INTELIGENCIA SOCIAL

La inteligencia social es la capacidad para relacionarse con los demás personas de forma directa, armoniosa y pacífica. Como es un habilidad innata de todos los seres humanos, no todos logramos convivir pacíficamente o sentirnos bien en un grupo. Tener desarrollado la inteligencia emocional significa que hay que sentirse parte del todo y no un individuo separado y preocuparse por los que están alrededor tanto como por sí mismo.

El día de hoy, las organizaciones valoran a los profesionales que evalúan con rapidez las emociones de quienes les rodean y, en consecuencia, adapten sus palabras, el tono y los gestos. (muy valorado en multinacionales.) Se actúa con inteligencia social cuando se aprende a escuchar, cuando se deja de criticar y se aceptan a los demás como son. ( ve también la psico-estrategia)
Como muchos trabajadores colaboran y construyen relaciones con grandes grupos de personas en el entorno laboral, la inteligencia social es uno de los habilidades más valorados en el momento de contractar a alguien.

DOMINIO DEL ‘BIG DATA’

Que es Big Data? Es un concepto que hace referencia a la acumulación masiva de información (data) y a la manipulación de estos datos abstractos a través de los procedimientos usados (algoritmos) para identificar patrones recurrentes dentro de esos datos y comprenderlos antes de tomar una decisión clave. Debemos tener en cuenta que los datos son aproximaciones a la realidad y es de gran importancia exponer la información bajo de una mirada crítica antes llevar a cabo cualquier decisión importante.

Por eso es importante en desarrollar la capacidad de filtrar, traducir y transformar la cantidad de datos que circulan en la red en información cualitativa para nosotros y la empresa.

PENSAMIENTO CRÍTICO

El pensamiento crítico es la capacidad de crear una visión única, crítica y superior sobre el flujo de datos que no pueden ser codificados y es el valor añadido a los análisis de Big data por algoritmos.

Antes de tomar una decisión hay que tener en cuenta que, aparte de los resultados computarizados, debemos tener en cuenta que los datos son aproximaciones a la realidad. Por eso se demandan habilidades sensoriales que ayudan a crear una visión única y crítica para la toma de decisiones. Las empresas valoran que los trabajadores no se paralicen ante la falta de un algoritmo que oriente su toma de decisiones y va ser unos de los habilidades valorados en las empresas del futuro.

La computadora de IBM, Deep Blue, derrotó al maestro de ajedrez Gary Kasparov, lo hizo a través del procesamiento de datos numéricos (evaluando millones de movimientos por segundo), no aplicando la inteligencia humana. Un ordenador puede ser infalible en una partida de ajedrez, pero si le preguntas si quiere jugar al billar, no sabe de qué estás hablando. En el actual mundo laboral , las máquinas inteligentes se están apoderando de los empleos rutinarios.

CREATIVIDAD

En un mundo tan expuesto a los datos, los trabajadores del futuro tendrán que convertirse en expertos en reconocer el tipo de pensamiento que requiere la realización de distintas tareas y que representen y desarrollen métodos de trabajo para mejorar el rendimiento. Las nociones de ‘inspiración’, ‘tener una idea’, ‘originalidad’, ‘genialidad’, ‘solución de problemas’, ‘imaginación’ van ser asociados a esta capacidad.
Una mente empresarial creativo debe tener :

  • la capacidad de identificar nuevos problemas (y no depender de otros para definirlos).
  • la capacidad de transferir sus conocimientos anteriormente a otro contexto con el fin de resolver un problema.
  • la capacidad de aportar originalidad y genialidad en la realización de un objetivo o conjunto de objetivos.

Se valora la destreza para aportar soluciones y respuestas más allá de lo rutinario o de lo que marcan las reglas.

ALFABETIZACIÓN MEDIÁTICA

La “alfabetización mediática” significa estar preparado para evaluar y desarrollar el contenido que procede de los canales de comunicación que dominan nuestra vida social y laboral, es decir, evaluar contenido que procede de los canales de comunicación como los social media, videos, blogs y podcast. El crecimiento de las plataformas de redes sociales y otros medios digitales han transformado a los ciudadanos en editores y anunciantes publicitarias. El profesional alfabetizado mediáticamente es alguien que entiende el significado detrás de esos mensajes, puede añadir contenido de calidad a esos mensajes y distribuirlos en una variedad de formas para participar de un diálogo más amplio con la sociedad. El uso de estas nuevas formas de comunicación incrementara dramáticamente en la próxima década. Los profesionales tienen que estar preparados para evaluar el significado de un vídeos, de la misma manera que ahora analizan un documento escrito o una presentación en power point.

COMPRENSIÓN MULTI-CULTURAL

Un habito que aumenta en valor será la facilidad de operar en distintos entornos culturales en un mundo conectado. Mediante del dominio de idiomas se facilitara un primer acercamiento con otro ámbito cultural. Sera muy valorado en el mundo empresarial desarrollar una gran capacidad de adaptación a las circunstancias cambiantes y ser capaz de detectar y responder a los nuevos contextos multi-culturales. La diversidad es el motor de la innovación; y una empresa con un entorno diverso solo puede alcanzar el éxito si los profesionales que trabajan en su entorno están capacitados para identificar los puntos en común como objetivos, prioridades, valores, etc. que trascienden a sus diferencias (culturas, laborales, pensativos, costumbres,…) , les permiten construir relaciones y trabajar en equipo de forma eficaz.

MULTI DISCIPLINARIO

Ser un trabajador multi disciplinario significa tener conocimientos de otras disciplinas que te rodean en el ámbito laboral o tener la capacidad para comprender los conceptos de los otros departamentos de la empresa. El trabajador ideal tiene un profundo conocimiento de al menos un campo profesional y aparte debe tener la capacidad de controlar el lenguaje y las tareas de otros campos laborales, significa lograr la excelencia en desarrollar la curiosidad y la voluntad de aprender más allá de lo su disciplina y formación.

Más bien usa su formación básico como eje para moverse en varios campos de la empresa.

GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO

Otro “valor añadida” apreciado por las empresas del futuro es el profesional que tiene la capacidad de discriminar información (estructurar, clasificar y etiquetar información y deshacerse de toda información insignificativa) y de tal forma maximizar su capacidad cognitiva. El superflua de datos de distintos canales supone una sobrecarga de información de cual las empresas solo podrán sacar beneficios si son capaces de filtrarla con eficacia y se centran en lo que realmente importa.

COLABORACIÓN VIRTUAL

Ser capaz de participar en conferencias y proyectos virtuales. Demostrar que estás comprometido en cualquier proyecto llevado a cabo de forma virtual y en muchas ocasiones a nivel internacional (en otro idioma) El trabajo virtual exige una forma de trabajar atada a una serie de competencias: hay que desarrollar estrategias para involucrar y motivar a un equipo disperso que se encuentran en otro ámbito laboral que el nuestro, solo podemos llegar a nuestro objetivos con éxito si creamos un ambiente virtual en cual los profesionales detectan puntos en comunes como objetivos, prioridades, valores, etc. indicados por el responsable del proyecto, para que cada uno se puede concentrar en su parte del proyecto.

La virtualidad requiere un ambiente de confianza para hacerlo funcionar: la tecnología por sí sola no es suficiente”. La cuestión de la confianza está en el centro del éxito de la gestión de un equipo virtual. El liderazgo virtual hace que las viejas estructuras, incluidas las jerarquías de edad, se derrumben.

CAPACIDAD PSICO-ESTRATEGICA

La persona con conocimientos de Psico-estrategia podrá comprender de forma clara tanto a sí misma, sus reacciones y su personalidad como a todo su entorno social, laboral y emocional y, de esta manera, podrá establecer los objetivos que quiere alcanzar, el plan general, las acciones específicas y adoptar las actitudes necesarias para alcanzar sus objetivos.

Es una capacidad que permite percibir variables psicológicas que existen en nuestro entorno, pero que normalmente pasan desapercibidas para una persona no entrenada y que, su conocimiento, posibilita planificar una intervención efectiva para gestionar las conductas y emociones humanas para conseguir los objetivos de la forma más eficaz.

10 habilidades que debes tener para funcionar hoy en el trabajo

Para encontrar un empleo y mantenerlo hay que tener determinadas cualidades. Es difícil conseguir lo que se busca en un mercado laboral muy competitivo

habilidades para encontrar trabajo
La habilidad para relacionarse y mantener una comunicación fluida es esencial en cualquier puesto de trabajo. (Corbis)

La flexibilidad y temporalidad que caracterizan hoy en día al mercado laboral, con serias dificultades ya no sólo para crear empleo, sino para conservar el existente, obliga a los trabajadores a reciclarse y aportar un valor añadido para conservar su puesto. Ante un ERE o una reducción de plantilla, las empresas deben elegir a quien despedir y a quien no, y lo hacen no sólo en función de los conocimientos y habilidades del empleado, sino también en base a otra serie de competencias más transversales, como es su capacidad comunicativa, de liderazgo, su networking o su identificación con la identidad corporativa. Es decir, de las denominadas habilidades “blandas”, que tienen tanto o más peso que las “duras” y son determinantes cuando hay igualdad de competencias con otros trabajadores.
Para desarrollar las habilidades “blandas” y ganar puntos para mantenerse en un puesto de trabajo, la directora adjunta de Aol Jobs Mariya Pylayev ofrece una serie de consejos que podrían resumirse, a modo de decálogo, en estas claves.

1. Aprende a aceptar las críticas

La mejor forma de evitar las críticas es escucharlas, reflexionar sobre ellas e introducir los cambios necesarios para que no se vuelvan a repetir. El día a día laboral debe ser un aprendizaje continuo, por lo que es normal cometer errores, e incluso positivo si estos nos ayudan a evolucionar y a aprender. En ocasiones puede ser que no compartamos el reproche de un superior, pero con razón o sin ella, no queda más remedio que resignarnos y mostrarnos proactivos, aplicando la máxima de que ‘el jefe siempre tiene la razón’.
La peor actitud en estos casos, apunta la experta en temas laborales, es ponerse a la defensiva. Por una parte, nos impedirá aprender del error, mientras que por otra se generará una discusión innecesaria, en la mayoría de ocasiones, que aún llevando razón, estamos abocados a perder, pues la última palabra no suele ser la del trabajador.

2. Flexibilidad y adaptación

Hay que mostrarse siempre proactivos y resolutivos para no cargar a los superiores de más trabajo

Los nuevos parámetros del mercado laboral y la velocidad con la que se están introduciendo cambios, desde los tecnológicos hasta los legislativos, nos obligan a estar siempre actualizados, atentos a las nuevas demandas y necesidades. El aprendizaje debe ser constante y, en palabras de Pylayev, “debemos estar fijándonos siempre en lo que ocurre en la carretera para cambiar de marcha cuando el momento lo requiera”. Si predomina esta actitud, añade, tendremos la suficiente confianza y capacidad para enfrentarnos a nuevos retos que en un principio nos parecían imposibles”. Querer es poder.

3. Capacidad resolutiva

Lo último que espera un jefe de sus trabajadores es que creen problemas. Si surge alguno, lo más recomendable es presentarlo con una batería de propuestas para solucionarlo. Hay que mostrarse siempre proactivos y resolutivos para no cargar a los superiores de más trabajo, que es lo que se espera y se valora de un buen empleado.

4. Motivación y confianza

Para avanzar y alcanzar los objetivos laborales es imprescindible contar con una buena dosis de confianza en nosotros mismos. Si nosotros no creemos en lo que hacemos, en nuestras capacidades, difícilmente lo van a hacer los demás. El primer paso para alcanzar las metas es visualizarlas, mentalizarnos de que somos capaces de llegar a ellas y esforzarnos día a día.

5. No perder de vista los valores éticos

La selva en la que se han convertido algunos centros de trabajo está haciendo que se descuiden los principios morales más básicos. La ultracompetitividad se está imponiendo por encima de la colaboración, lo que puede llevarnos a descuidar los valores éticos. En muchas ocasiones, este ambiente hace que los trabajadores se olviden de que trabajan para una misma empresa, de que tienen unos objetivos comunes y de que son compañeros, en lugar de enemigos. Esta transformación está haciendo que, cada vez más, los responsables de recursos humanos se fijen y valoren los principios morales de los candidatos a la hora de contratarlos, según asegura la directora adjunta de Aol Jobs.

6. Saber trabajar bajo presión

Como afirmaba el escritor Robert Louis Stevenson, “la vida no es una cuestión de tener buenas cartas, sino de saber jugar bien una mala mano”. Muchas veces nos vemos obligados a trabajar con el tiempo en contra y otras trabas que dificultan nuestra labor. Por eso, acostumbrase a manejar la presión, controlando las situaciones de estrés y manteniendo la calma, nos ayudará a salir delante de la mejor forma posible y ganar puntos en nuestra carrera profesional. Lograr cumplir los plazos asignados es hoy en día una de las cuestiones más valoradas por los empleadores.

7. Trabajar en equipo

La ultracompetitividad se está imponiendo por encima de la colaboración, lo que puede llevarnos a descuidar los valores éticos

La colaboración y la coordinación con el resto de compañeros son requisitos cada vez más importantes cuando desempeñamos tareas en grupo. La complejidad de muchos trabajos obliga a realizarlos en equipo, para lo que es necesario saber asumir responsabilidades, cumplir lo mejor posible con las exigencias y tener ciertas dotes de liderazgo. Para la responsable de Aol Jobs, el trabajo en equipo es como una orquesta: un solo músico puede arruinar el trabajo del resto de compañeros, por lo que hay que prestar atención y dar todo de sí para que salga bien”.

8. Planificación

La gestión del tiempo es imprescindible para cumplir con las tareas, al menos con las más importantes, sabiendo discernir entre lo accesorio y lo urgente o prioritario. Para ello, es necesario contar con una buena capacidad de planificación, disciplina, constancia y conciencia de hasta dónde pueden llegar nuestras capacidades para no cargarnos con demasiadas tareas que luego se queden en el tintero.

9. Habilidades comunicativas

El poder del lenguaje suele subestimarse en los centros de trabajo, pero la habilidad de relacionarse y mantener una comunicación fluida tanto transversal como de abajo hacia arriba es esencial para el correcto desempeño en un puesto de trabajo. Para la directora adjunta de Aol Jobs este es otro de los activos que más se están perdiendo entre los trabajadores, sobre todo entre los jóvenes, por lo que cada vez se valoran más.

10. Positivismo

El optimismo es una actitud que facilita el trabajo, ya no sólo de uno, sino del resto de compañeros. Mirar el vaso medio lleno, en lugar de medio vacío, no sólo hace que el trabajo sea más agradable, sino también menos estresante e incluso relajado. Además, diversos estudios han demostrado que mantener una actitud positiva aumenta la productividad al generar un buen ambiente de trabajo.

Comentarios

Dejar un comentario