Psicólogos especialistas en primeros auxilios psicológicos

Psicología de emergencia: qué es y en qué situaciones es necesaria su intervención

Definición de los primeros auxilios psicológicos

Se denomina primeros auxilios psicológicos a la intervención psicológica en el momento de crisis. El objetivo es auxiliar a la persona a dar pasos concretos hacia el afrontamiento de la crisis, lo cual incluye el manejo adecuado de los sentimientos, el control de los componentes subjetivos de la situación y comenzar el proceso de solución del problema.

La meta de los primeros auxilios psicológicos es restablecer el equilibrio emocional, el objetivo es auxiliar a la persona a dar pasos concretos hacia el afrontamiento de la crisis, lo cual incluye el manejo adecuado de los sentimientos y las reacciones, el control de los componentes subjetivos de la situación y comenzar el proceso de solución del problema.

La psicología de urgencia y emergencia ha demostrado ser efectiva en el posterior restablecimiento de la persona traumatizada por algún hecho de crisis, ya sea de forma directa o indirecta, familiares y testigos.

Más allá de las posiciones particulares sobre esta definición, queremos hacer hincapié en la concepción integral del individuo, y por lo tanto acentuar el abordaje de todas las áreas posibles. Sin embargo, las reacciones psicológicas ante los hechos traumáticos han concitado una gran atención a lo largo de la moderna historia de la psicología. Y es que el estudio del trauma psicológico está íntimamente relacionado con el desarrollo de acontecimientos sociales, políticos y culturales.

En una situación de emergencia intervienen muchas personas como bomberos, policías, médicos, paramédicos, etc. Conocimientos de primeros auxilios psicológicos son una parte adicional muy importante, aparte de la formación específica de su labor, para poder asistir a las víctimas. Nos interesa aquí poder dar un protocolo sencillo para el abordaje inicial al paciente en cualquier situación de emergencia que se encuentre.

Se propone aquí valorar la importancia de la utilización de los primeros auxilios psicológicos en la asistencia a víctimas (única o múltiples), y/o familiares y allegados en los diferentes eventos traumáticos y en los distintos escenarios en que se desarrolla el evento.

¿En qué consisten los primeros auxilios psicológicos?

Agregamos aquí una guía orientadora sobre lo que llamamos primeros auxilios psicológicos:

1. Procedimiento ante una crisis. Valorar la importancia de la utilización de los Primeros Auxilios Psicológicos en la asistencia a víctimas y/o familiares y allegados en los diferentes eventos traumáticos y en los distintos escenarios en que se desarrolla el evento.

2. Desarrollo. Para conceptualizar el término crisis, podríamos definirlo como un estado temporal de trastorno y desorganización, caracterizado principalmente por una incapacidad del sujeto para manejar situaciones particulares, utilizando sus métodos habituales de la psicología de emergencia para la solución de problemas.

Una crisis es también un momento en la vida de un individuo, que debe afrontar y que es incapaz de resolver con sus mecanismos habituales de solución de problemas. El sujeto presenta una pérdida de control emocional, se siente incapaz e ineficaz y está bajo la presión del tiempo para resolver el conflicto.

Una persona que atraviesa por un estado de crisis se encuentra en una etapa vivencialmente importante para continuar el curso de su vida. El evento es emocionalmente significativo e implica un cambio radical en su vida. La intervención llevada a cabo por los psicólogos de urgencia, puede ofrecer una ayuda inmediata para aquellas personas que atraviesan por una crisis y necesitan restablecer su equilibrio emocional.

No podemos dejar de tener en cuenta los cinco componentes de los primeros auxilios psicológicos:

  • Realización del contacto psicológico: Se define este primer contacto como empatía o “sintonización” con los sentimientos de una persona durante una crisis. La tarea primaria es escuchar cómo la persona en crisis emocional visualiza la situación y se comunica cualquiera que sea el entendimiento que surja. El primer objetivo para la realización del primer contacto psicológico es que la persona sienta que la escuchan, aceptan, entienden y apoyan, lo que a su vez conduce a una disminución en la intensidad de la ansiedad; el contacto psicológico sirve para reducir el dolor de estar solo durante una crisis, pero en realidad se dirige a algo más que esto.
  • Analizar las dimensiones del problema: La indagación se enfoca a tres áreas: pasado inmediato, presente y futuro inmediato. El pasado inmediato remite a los acontecimientos que condujeron al estado de crisis. La indagación acerca de la situación presente se requiere saber quién está implicado, qué pasó, cuando, etc. El futuro inmediato se enfoca hacia cuáles son las eventuales dificultades para la persona y su familia.
  • Sondear las posibles soluciones: Se refiere a identificación de un rango de soluciones alternativas tanto para las necesidades inmediatas como para las que pueden dejarse para después, identificadas de manera previa. Esto es llevar a la persona en crisis a generar alternativas, seguido de otras posibilidades.
  • Asistir en la ejecución de pasos concretos: Involucra ayudar a la persona a ejecutar alguna acción concreta, el objetivo es en realidad muy limitado: no es más que dar el mejor paso próximo, dada la situación.
  • Seguimientos del progreso de recuperación.

3. Psicología de la Emergencia. Abarca situaciones de caos, emergencias y desastres que pueda sufrir una población. Estos acontecimientos son de índole estresante y traumática, tanto para la población como para los trabajadores que intervienen en estas situaciones. Se ponen en juego necesidades humanas básicas y las personas reaccionan con dolor, sensaciones de conmoción a largo plazo, pérdida y desamparo.

En el individuo, los efectos de una crisis post-traumática en la vida cotidiana, se manifiestan en cuatro momentos:

  1. Hay un momento de shock y la persona tiene una sensación de “fin de mundo”.
  2. La negación. La persona percibe la pérdida pero intenta negarlo.
  3. Sobreviene en la persona una búsqueda inquieta, ansiosa de un modelo de respuesta para la situación angustiante.
  4. Momento del duelo, llanto, rabia, esperanza intermitente de recuperar lo perdido, seres o cosas.

¿Cuál es la labor de los psicólogos de urgencia?

El rol del psicólogo de urgencia en situaciones de emergencia y desastre, es activo y empático. Mantendrá un rol de acompañante, de contención. Es promotor de catarsis. Es pedagogo, orientador, coordinador y organizador, mediador y negociador. No es suficiente la voluntad de ayudar, pues una ayuda equivocada, sin preparación o la ayuda del profesional equivocado, será más dañina que la falta total de ayuda. El psicólogo que interviene en estas situaciones de urgencias psicológicas por lo tanto, deberá estar altamente capacitado y especializado en esta actividad.

Los 11 pasos para los primeros auxilios psicológicos

  1. Observar y mantenerse alerta. Primero observa si hay una necesidad de primeros auxilios psicológicos a través de la apariencia externa (lo que se ve u oye que dice una persona).
  2. Establecer vínculos. Por ejemplo, si la persona no te conoce, quizás debas presentarte como corresponde. Establecer vínculos significa actuar de una manera a través de la cual quede claro que te centras completamente en la persona que estás tratando de ayudar.
  3. Ayudar a las personas a sentirse cómodas y a gusto. Los actos de cortesía comunes como ayudar a una persona con su abrigo, dar información simple.
  4. Actuar con gentileza, calma y solidaridad. Demuestra a través del comportamiento que te importa la persona y que eres respetuoso.
  5. Ayudar con las necesidades básicas. Por ejemplo, proporciona agua o alimentos, un lugar para dormir, y formas de mantener la comunicación con los sistemas de apoyo.
  6. Escuchar. Deja que las personas hablen lo que quieran, pero no las fuerces a contar más de lo que quieren contar.
  7. Tranquilizar de forma realista. La frase “todo va a estar bien” no es realista. Pero frases como “lamento lo ocurrido” o “entiendo cómo te sientes” pueden ayudar a las personas a ver sus reacciones como normales. Tranquilízalas asegurándoles que su capacidad de recuperación puede ayudarlas a salir adelante.
  8. Alentar formas positivas de afrontar la situación. Los comportamientos de afrontar situaciones difíciles se aprenden con nuestras experiencias de la vida, las cuales son únicas. Todos tenemos nuestras propias formas y estrategias de afrontar las situaciones difíciles.
  9. Ayudar a las personas a relacionarse con los demás. Relacionarse significa no solo conectarse con los seres queridos que están en una misión, sino también con otros grupos sociales existentes o nuevos.
  10. Ofrecer información exacta y oportuna. Comparte información pertinente solo si sabes que es precisa.
  11. Finalizar la conversación. Debes dejar en la persona la impresión de que a ti te importa, aunque es posible que no vuelvas a verla.
Contacta con nosotros

Campos obligatorios*