Pautas para superar el miedo a hablar en público y cautivar la atención de tus oyentes

“El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son”

Tito Livio

Hablar en público impone. Hablar en público no es solo dar una conferencia o realizar una exposición frente a un grupo numeroso de personas. A muchos de nosotros se nos presentan situaciones en las cuales somos el centro de atención y que exigen habilidad oratoria, como, por ejemplo; participar en reuniones, presentar un proyecto, dar cursos delante de una clase, etc.

¿Ahora, qué es lo primero que te viene a la mente cuando tienes que hablar en público?

Te encanta dar clases, presidir una reunión o dar una conferencia o, más bien, te ves atrapado en pensamientos negativos como; ¿Y si me tiembla la voz?, ¿me voy a quedar en blanco?, Ya verás como la lio y lo hago mal…

En general, muchas personas lo pasan mal durante el primer minuto, pero tienen los recursos o la fuerza suficiente para poder evitar bloqueos en pleno escenario y continuar con la presentación.

Sin embargo, hay personas que pasan por una gran ansiedad hablando en público y sabemos que el miedo escénico o miedo hablar en público es, posiblemente, la fobia social más frecuente en nuestra sociedad. Si el miedo a hablar en público es persistente, es posible que se trate de “Glosofobia”.

¿Porque tenemos miedo a hablar en público?

Muchas personas prefieren hacer cualquier otra cosa antes que dar una conferencia ante un público.

Superar miedo escénicoLas causas del miedo a hablar en público, algunas veces desconocidas, se pueden resumir en una sola palabra: expectativas, y no son necesariamente las del público, sino principalmente las que uno se marca cuando sube a un podio o tiene que hablar delante de más personas. El orador puede tener imágenes de sí mismo que suelen ser autodestructivas, piensa que todo debe ser perfecto y desea conseguir la aprobación de su audiencia. Este miedo al fracaso puede generar un bloqueo o hacernos pasar un mal rato que se va a transmitir a los oyentes al hablar en público.

Podemos explicar el fenómeno del pánico escénico por dos teorías:

La más aceptada defiende que ese miedo, que tiene que ver con hablar, se ha ido creando desde la infancia con experiencias malas. Posiblemente nos viene a la mente el incidente que nos pasó cuando éramos estudiantes y se nos olvidó el tema u otro incidente traumático.

La segunda explicación va más allá de lo racional y sitúa el nacimiento de este miedo en nuestra parte del cerebro más primitiva. El estar sólo, enfrente de una multitud, le da al cerebro una señal de peligro. Ese temor proviene de una parte no lógica de nuestras mentes.

Algunos síntomas de miedo a hablar en público:

El miedo escénico es un proceso de “ansiedad” que sienten las personas cuando deben hablar en público y sus respuestas defensivas se manifiestan a nivel cognitivo, fisiológico y conductual.

Los síntomas fisiológicos son resultantes del Sistema Nervioso Autónomo y responden a la situación con una reacción de lucha o huida.

Síntomas fisiológicos incluyen:

  • Respiración acelerada
  • Aumento de la sudoración
  • Aumento de la presión arterial
  • Dolor de cabeza
  • Sequedad en la boca
  • Manos heladas
  • Escalofríos
  • Tensión de músculos

Afecta al sistema cognitivo reduciendo la capacidad de recordar datos, la capacidad de concentrarse y la de generar nuevos pensamientos.

Síntomas a nivel cognitivo:

  • Fallas de concentración y memoria
  • Expectativa de fracaso
  • Confusión de ideas
  • Exageración de errores
  • Temor al fracaso, rechazo y ridículo
  • Autoexigencia

Y afecta al sistema conductual:

  • Escapar de la situación
  • Hablar rápido
  • Tartamudeo
  • Bajo volumen de voz, voz tensa o temblor de voz
  • Silencios frecuentes
  • Repeticiones de “umms” y “ahhs”
  • Manos que tiemblan

Propongamos varias soluciones que ayuden a hablar en público y cautivar la atención de los oyentes:

Como conseguir una representación interna positiva de nosotros, que nos ayude a disfrutar de las presentaciones, reuniones o clases a dar.

Hay algunos trucos que nos ayudan para hablar sin miedo ante un grupo de personas:

  1. Prepárate muy bien tu presentación. Cuanto mejor domines el tema, menos posibilidades tienes de fracasar. Solo usa el material necesario para no perderte y solo te falta practicar y practicar.
  2. Es importante tener un buen apoyo de medios audiovisuales. Nos ayuda a mantener el control sobre el tema.
  3. Acude con tiempo de antelación a la sala, así tendrás tiempo para resolver problemas, comprobar cables, wifi, proyector, etc. Si con todo eso aun algo falla, sigue adelante con lo que recuerdes, porque gracias a la práctica dominas el tema.
  4. El trabajo no es perfecto. Si te obsesionas con obtener resultados perfectos, estarás pendiente de ello y te puede generar estrés y ansiedad. Si te equivocas, llévalo con sentido del humor.
  5. Trabaja la comunicación no verbal (gestos, postura, etc)
  6. Conoce y saluda a los participantes antes de tu intervención.
  7. Sé tú mismo.
  8. Respira.
  9. Bebe agua antes y durante la presentación.
  10. Habla despacio y con contundencia. El tono de voz, la velocidad, las pausas o el ritmo nos permiten transmitir energía y fuerza.
  11. Habla de aquello que te apasiona y dominas.
  12. Elabora una lista de preguntas que crees que te harán y ten las respuestas a mano.

Sin duda, hay personas que tienen mayor facilidad oratoria y se encuentran como pez en el agua en frente de una audiencia. Pero todos tenemos la posibilidad de mejorar nuestra capacidad de hablar en público, y conseguir hacerlo de manera que resulte atractiva, clara, dinámica y transformando miedos, nervios y estrés, en una sonrisa de confianza.

Referencias:

https://hipertextual.com/

http://www.abc.es/20120514/sociedad/abci-como-superar-miedo-escenico-201205140045.html

https://www.gestiopolis.com/como-vencer-el-miedo-escenico-al-hablar-en-publico/

http://blog.educaweb.com/

http://nachotellez.com/

 

Dejar un comentario