¿Por qué tenemos estrés? síndrome y sintomas

Con el término síndrome de estrés se refiere a una combinación de pensamientos negativos y las respuestas fisiológicas acompañantes que pueden atribuirse a los desafíos ambientales, de intensidad y duración suficientes, para abrumar la capacidad de adaptación de la persona.

Explicado más en detalle, las situaciones que causan estrés provienen de una combinación de:

  1. Nuestro entorno o los estímulos ambientales. El entorno nos exige constantemente demandas de adaptación, viéndonos obligados a sobrellevar una cantidad de alteraciones y amenazas a nuestra seguridad y autoestima.
  2. Nuestro cuerpo. Nuestra forma de reaccionar ante los problemas y el peligro viene determinada por una actitud innata de “lucha y huida”, heredada de nuestros antecesores más primitivos. Al tener que afrontar una situación que percibimos como amenazante, se producen una serie de cambios físicos: los músculos se tensan, la frecuencia cardíaca y respiratoria aumentan, etc.
  3. Nuestros pensamientos. El modo de interpretar y catalogar nuestras experiencias y el modo de ver el futuro pueden servir tanto para relajarnos como para estresarnos. P.ej. La mirada agria del jefe nos puede dejar pensar que no trabajamos bien o que el jefe está cansado. El primer pensamiento nos puede generar estrés mientras el segundo pensamiento genera, quizás, empatía.

Estos tres elementos interactúan de tal manera que hacen que una persona se puede sentir ansiosa, angustiada o deprimida. Al cambiar uno de estos tres elementos podemos intervenir en el estrés.

¿Como reaccionamos ante el estrés?

síndrome y síntomas del estrésEl estrés es inevitable en la vida. En general, cualquier cambio al que debamos adaptarnos representa estrés y nos puede producir pensamientos negativos como daño, enfermedad, dificultad, responsabilidades, etc.

Cuando el organismo no se libera de estos cambios durante la fase de reconocimiento de la amenaza, se entra en un estado de estrés crónico. Y cuando una persona se siente estresado y añade todavía más estrés, los centros reguladores del cerebro tienden a hiperreaccionar ocasionando desgaste físico, crisis de llanto, hipertensión y depresión y otros problemas de salud como dolor de cabeza, artritis, asma, problemas de sueño etc.

Como medicina preventiva tenemos que aprender a relajarnos para reducir el estrés del que no siempre somos conscientes.

Como explicar el síndrome del estrés:

En el síndrome del estrés se crea un circuito de retroalimentación negativo entre la mente y el cuerpo. Cada uno de ellos influye y reacciona ante el otro en un patrón intensificante de activación.

El estrés se genera de dos formas:

  1. Estímulo ambiental > activación fisiológica > pensamientos negativos = emoción dolorosa.

En esta primera fórmula del estrés podemos decir que cuando el cuerpo se tensa, se piensa. El cuerpo se activa al recibir una alteración externa. Se observa un incremento en el ritmo cardíaco y se piensa: “Voy a reventar”, lo cual da como resultado una mayor activación fisiológica, acompañado de unos pensamientos cada vez más negativos o pesimistas. A medida que se abre este diálogo entre la mente y el cuerpo se empieza a sentir agobio.

  1. Estimulo ambiental > pensamientos negativos > activación fisiológica = emoción dolorosa.

En la segunda fórmula del estrés podemos decir que primero se interpreta un suceso como amenazante, p.ej. pensando, “estoy en un apuro”. El cuerpo reacciona a este pensamiento con una respuesta típica de alarma: taquicardia, sudoración, …

Como tratar el estrés

Para romper el circuito de retroalimentación negativo se deben cambiar los pensamientos, las respuestas físicas, o se debe alterar la situación que dispara una reacción de alarma.

La intervención cognitiva del estrés se hace a través de técnicas que ayudan a cambiar la forma de afrontar los problemas. Alguna de estas técnicas están diseñadas para cambiar la conducta de forma que pueda cambiar el ambiente. También existen ejercicios que nos hacen más conscientes de nuestros pensamientos, una persona puede aprender a reestructurar los patrones de sus pensamientos que le producen ansiedad, malestar y depresión. Otros ejercicios están enfocados en enseñar al cuerpo cuando debe relajarse. A través de estos ejercicios, la persona puede aprender a eliminar el estrés, calmando su respuesta de alarma y relajando los músculos alterados.

Con este aprendizaje, la persona habrá dado un gran paso hacia el cambio de su vida emocional.

La terapia psicológica es un proceso simple de aprendizaje en cuatro etapas:

  • Hacer una lista con todos los temores.
  • Construir una jerarquía de escenas ansiógenas.
  • Progresar a través de estas escenas en la imaginación.
  • Relajar los músculos a voluntad.

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search