Psicólogos especialistas en el tratamiento de la incomunicación

Tratamos la incomunicación en el Centro de Psicología y Psiquiatría Manuel Escudero Madrid

¿Cómo tratamos los problemas de incomunicación?

Normalmente la incomunicación es una consecuencia o síntoma de algunos problemas psicológicos.

Para tratar problemas de incomunicación, primero, el terapeuta debe comprender las razones de la incomunicación, porque la incomunicación no se limita sólo a la ausencia de comunicación. El psicólogo tiene que cuestionar cuál es la causa de la incomunicación, ¿Porque surge?

Las terapias psicológicas han demostrado ser una solución muy efectiva para mejorar los problemas de incomunicación.

¿Qué es la incomunicación?

La incomunicación hace referencia a un proceso que impide una relación interpersonal bidireccional fluida y sana.
Saber y poder comunicarse con los demás, es algo esencial para el ser humano.
Tenemos una comunicación adecuada cuando:

  • Hay un intercambio bidireccional, fluido, abierto y sin juicios de valor.
  • Hay respeto mutuo y se puede expresar libremente los sentimientos.
  • Hay un alto grado de aceptación de uno mismo y de los demás.
  • Se permite desarrollar la confianza y la colaboración entre todos los miembros del grupo.

Si no se dan estos factores tendremos una situación de problemas de incomunicación.

La comunicación origina compañía, alegría, seguridad y confianza mientras que la incomunicación produce todo lo contrario, inseguridad, aislamiento, tristeza y desconfianza.

Cuando existe una distorsión en la comunicación, hay un bloqueo en la capacidad de transmitir ideas, información, sentimientos y necesidades, ya sea en forma de palabras o emociones.

La comunicación entre las personas es esencial en los diferentes ámbitos de la vida, porque con ella se accede al intercambio libre de información, a la negociación de los desacuerdos y conflictos o a la ayuda emocional que podemos necesitar en momentos difíciles o estresantes.

Existen diferentes modos y estilos de comunicación y la elección de uno u otro es una opción personal que se da en función de los objetivos que queramos conseguir en ese intercambio.

Una falta de comunicación satisfactoria y de calidad da lugar a relaciones deterioradas y puede ser causa de alteraciones de nuestro bienestar psicológico y físico. El aislamiento personal en un determinado entorno puede conducir a padecer diversas patologías.

Las habilidades conversacionales se ponen en juego en cualquier situación interpersonal. Las con habilidad social son más aceptadas y/o queridas. Después de todo, los buenos comunicadores tratan no sólo de transmitir información, sino de elaborar sus mensajes de forma que se cree y se mantenga una buena actitud en los demás y un ambiente positivo.

Los porqués de la incomunicación

Las razones de la incomunicación, a nivel interno, suelen ser debidos a algunos o varios de los siguientes factores:

  • El miedo al rechazo.
  • El miedo a la crítica.
  • El miedo al no hacer las cosas bien.
  • La timidez.
  • La inhibición.
  • Rasgos narcisistas o paranoides de la personalidad.
  • Rasgos esquizoides de la personalidad.
  • Rigidez cognitivo-emocional.
  • La ausencia de una formación adecuada que permita llevar una conversación.
  • La ausencia de conocimientos sobre las habilidades básicas de la comunicación.
  • Autoestima baja.
  • Las barreras personales o psicológicas de la comunicación

Desarrollar una buena forma de comunicación es beneficioso para nuestra vida social, laboral y personal. Gracias a una buena comunicación evitamos las barreras u obstáculos que puedan surgir y que impiden que el mensaje se interprete correctamente por el receptor.

Barreras psicológicas de la comunicación

Son factores mentales que impiden aceptar o entender un concepto o reflexión de forma correcta.

Estas son algunas de las barreras psicológicas que influyen en la persona para no tener conversaciones fluidas y que impiden escuchar de manera sana, es decir, impiden o dificultan el comprender, asimilar y procesar de forma adaptativa el mensaje recibido.

  • Sobrevaloración de sí mismo.
  • Falta de capacidad para empatizar.
  • No tener en cuenta el punto de vista de otra persona.
  • Timidez
  • Rigidez
  • Prejuicios
  • Preocupación o emociones ajenas a la conversación.

El centro de psicología y psiquiatría Manuel Escudero de Madrid recomienda:

Muchas veces la incomunicación produce aislamiento, inseguridad, tristeza, frustración y desconfianza, por lo que es muy importante tener una buena capacidad de comunicación con los demás para evitar tanto sus consecuencias sociales y emocionales como todos los síntomas psicológicos que genera la incomunicación.

En nuestro centro recibirás atención personalizada y tratamientos a tu medida para superar tus problemas de incomunicación. Contacta con nosotros. Llámanos estaremos encantados de conocerte.

Habilidades básicas de la conversación      Qué es la autoestima      Cómo mejorar la autoestima

Contacta con nosotros

Campos obligatorios*