Psicólogos especialistas en el tratamiento de los problemas de comunicación

Tratamos los problemas de comunicación en el Centro de Psicología y Psiquiatría Manuel Escudero Madrid

¿Cómo tratamos los problemas de comunicación?

En nuestro Centro de Psicología en Madrid te enseñamos a poner en práctica las habilidades sociales y las técnicas de comunicación más eficaces en las relaciones sociales. Te ayudamos a mejorar las relaciones interpersonales.

¿Qué es la comunicación?

La comunicación es un proceso bidireccional mediante el cual se transmiten informaciones, sentimientos y pensamientos. Para que la comunicación se lleve a cabo en forma óptima, todos los elementos que participan en ella deben estar funcionando correctamente. Una comunicación correcta consiste en mensajes completos y claros que puedan ser entendidos rápidamente por el receptor. Hablamos de falta de comunicación cuando el emisor falla y no se expresa con claridad, cuando transmite algo distinto a lo que en realidad quería transmitir, cuando se confunde, cuando olvida alguna parte importante del mensaje o cuando habla demasiado rápido o bajo. Sin embargo también puede pasar que el receptor no capta el mensaje, ya que puede estar desconcentrado, distraído, etc.

¿Cómo reconocer y solucionar los problemas de comunicación?

Los problemas de comunicación son aquellos que obstaculizan, distorsionan o desvirtúan los procesos de diálogo necesarios para la acción. Podemos clasificarlos de la siguiente manera:

  • Obstáculos en los flujos de comunicación. Por ejemplo, cuando la capacidad de emisión está concentrada en un solo actor, cuando se utilizan medios inadecuados o cuando no se prevén ni utilizan mecanismos de participación.
  • Errores en el reparto de la información Están relacionadas con la concentración de información, con la pérdida u ocultamiento de aspectos valiosos que deberían darse a conocer y con las dificultades de acceso por parte de otros actores, por lo general, los menos favorecidos. Las dificultades de acceso a los medios también entran en esta categoría.
  • Deficiencias en la calidad de la información. La información de calidad debe ser oportuna (estar en el momento en que se necesita), pertinente (responder a las necesidades identificadas) y completa (contener todos los elementos que permitan formarse un juicio). La ausencia de alguno de estos aspectos constituye un problema de comunicación.
  • Inadecuada apropiación social y cultural de las propuestas de comunicación. Muchas veces las propuestas de comunicación se diseñan y aplican como recetas, trasladándolas de una realidad a otra sin reconocer las características propias de cada situación. No necesariamente lo que funciona en una organización va a funcionar en otra, sin embargo, se pueden hacer adaptaciones siempre y cuando se parta de un buen reconocimiento de las necesidades y características propias de la situación.

A continuación exponemos unas recomendaciones acerca de cómo mejorar algunos problemas de comunicación:

“No decir todo lo que quería decir.”

  • Prepara el mensaje.
  • Prevé las objeciones.
  • Prepara las contestaciones.
  • Escribe los puntos fundamentales previamente.

“No oyó todo lo que dije.”

  • Acostumbra a volver atrás en caso de interrupción. Ayuda a retomar el hilo del mensaje.
  • Escoge las mejores condiciones físicas y psicológicas para realizar la comunicación.

“No retiene todo lo que acepto.”

  • Hacer resúmenes parciales.
  • Realizar síntesis escritas.
  • Recordar brevemente los puntos fundamentales.

“No escuchó todo lo que dije.”

  • Cuidar nuestra expresión oral y los medios para captar atención.
  • Procuremos evaluar regularmente las comunicaciones no verbales del oyente (aburrimiento, despiste…).
  • Repetir la misma información de diferentes maneras para facilitar la creación de huellas de memoria.
  • Hacer preguntas de control, de forma que el oyente tenga que explicar, resumir o dar alguna opinión sobre lo escuchado.

“No comprendió lo que dije.”

  • Hablar el lenguaje del otro.

“Lo comprendió pero no lo acepta.”

  • Adaptar el mensaje a la personalidad del oyente.

Técnicas para mejorar la comunicación oral y escrita

Para lograr nuestro objetivo de conseguir una buena comunicación y para que el mensaje que queremos transmitir sea eficaz, debemos tener en cuenta una serie de factores:

A. Claridad: los mensajes deben ser claros.

B. Precisión: la información transmitida en el mensaje debe ser precisa y completa.

C. Objetividad: la información transmitida por el emisor debe ser veraz, auténtica, lo más imparcial posible, es decir, objetiva.

D. Oportuno: el mensaje debe transmitirse en el momento preciso, es decir, aquel en el cual surge el efecto adecuado para el fin que se desea conseguir.

E. Interesante: el mensaje ha de ser atractivo para el receptor consiguiendo de esta manera una mayor motivación e implicación del mismo.

Contacta con nosotros

Campos obligatorios*