Psicólogos especialistas en el tratamiento de los problemas de relaciones interpersonales

Tratamos los problemas de relaciones interpersonales en el Centro de Psicología y Psiquiatría Manuel Escudero Madrid

¿Cómo tratamos los problemas de relaciones interpersonales?

Gracias a la terapia interpersonal ayudamos a la persona a encontrar la fuente de sus problemas de comunicación interpersonal, centrándonos en trabajar rasgos como:

  • La capacidad de mantener relaciones estables y de calidad.
  • Eliminar el estrés interpersonal o la capacidad de identificar.
  • Mantener las relaciones importantes de la vida.

No es una terapia conductual o cognitiva. La terapia interpersonal permite identificar carencias y entrenar habilidades para solucionar problemas de relaciones sociales. De esta forma, mejoraremos relaciones interpersonales y evitaremos el aislamiento físico y emocional.

El objetivo del tratamiento es superar las dificultades en las relaciones interpersonales, que puede tener la persona.

¿Qué son los problemas de comunicación interpersonal?

Todos conocemos a personas con dificultades para relacionarse con los demás, que manifiestan ser tímidas, sentirse solas o encontrarse incómodas en situaciones sociales y en general tienen problemas de establecer relaciones sociales. Ellos tendrán que hacer un esfuerzo por establecer las causas de dichos problemas y solucionarlos.

Entre las dificultades más usuales para relacionarse con los demás podemos encontrar:

  • Un déficit importante de lo que denominamos “habilidades sociales” o “habilidades de relación interpersonal”, sin que necesariamente deba ser etiquetado con ninguna psicopatología.
  • Algunos trastornos presentan como síntoma principal el deterioro en el área de las relaciones sociales: la fobia social y el trastorno de personalidad por evitación. En ambos subyace un sustrato de miedo a la crítica.
  • Hay trastornos psicopatológicos que presentan entre sus síntomas la reducción del número y calidad de las relaciones interpersonales del paciente: depresión grave, trastornos del espectro esquizofrénico, algunos trastornos de personalidad, trastorno autista, etc.

Habilidades sociales o interpersonales

Las relaciones interpersonales tienen lugar en una gran variedad de contextos, como la familia, el matrimonio, las amistades, en el entorno laboral, en clubes sociales y deportivos, los barrios, las comunidades religiosas, etc. y juegan un papel fundamental en el desarrollo integral de las personas.

Hay que tener en cuenta que las relaciones interpersonales nos permiten alcanzar ciertos objetivos necesarios para nuestro desarrollo en la sociedad y se utilizan como un medio para obtener ciertos beneficios, como p.ej., un puesto de trabajo. Es claro que las personas con más éxito social o que se saben manejar mejor en ámbitos interpersonales, gozan de mayor prestigio, son más reconocidas, tienen mejores trabajos, más amigos, etc.

Debido, entre otras cosas, a las nuevas tecnologías como Internet, podemos detectar en las últimas décadas cierto impacto negativo de estas tecnologías en las relaciones interpersonales. Se ha visto un abandono cada vez mayor del contacto presencial, substituido por encuentros virtuales. Los avances en las nuevas tecnologías nos permiten estar permanentemente conectados con nuestra lista de contactos, y podemos acceder a estos contactos con mucha facilidad, lo que nos han abierto las puertas a un nivel de comunicación muy sofisticado. Sin lugar a dudas, esta nueva forma de relacionarnos tiene unas consecuencias positivas y negativas. Las consecuencias negativas giran en torno a que cada vez dejamos más de lado el contacto directo emocional con otras personas y evitamos complejas relaciones interpersonales.

¿Cómo se adquieren las habilidades sociales para mejorar las relaciones interpersonales?

La educación emocional es imprescindible para facilitar actitudes positivas ante la vida que permiten el desarrollo de habilidades sociales, que estimulan la empatía y favorecen actitudes para afrontar fracasos, frustraciones o conflictos y nos ayuda a promover nuestro bienestar social.

¿Cómo puede ayudar la terapia interpersonal?

Los problemas de relaciones sociales abarcan:

  • El aprendizaje en la expresión adecuada de los sentimientos, tanto los positivos como los negativos: amor, cariño, enfado, decepción, etc.
  • Expresión de opiniones y sentimientos.
  • Hacer y/o rechazar peticiones, o dicho de otra forma, aprender a decir NO.
  • Iniciación, mantenimiento y finalización de conversaciones.
  • Habilidades de conversación entre hombre – mujer (ligue).
  • Hablar en público.
  • Realizar y/o rechazar críticas.

¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra capacidad de relación interpersonal?

Todos podemos aprender a mejorar nuestra capacidad de relaciones interpersonales y habilidades sociales, se trata únicamente de realizar los cambios necesarios.

Una conducta socialmente habilidosa implica tres dimensiones: una dimensión conductual (tipo de habilidad), una dimensión personal (las variables cognitivas) y una dimensión situacional (el contexto ambiental).

Es preciso conocerse bien y descubrir los problemas que presentamos en cada área. Necesitamos información sobre el tipo de habilidades interpersonales que deberíamos entrenar y en qué contextos pueden expresarse.

Es fundamental una valoración adecuada del conjunto de estímulos relevantes que influyen en nuestra conducta interpersonal (un ejemplo: hay personas que se muestran terriblemente tímidas porque de forma continuada detectan en su entorno rechazos o mensajes negativos, sin ser estrictamente ciertos) y finalmente, elegir una determinada respuesta interpersonal y expresarla correctamente, incluso superando el temor de hablar en público, de rechazar una petición, expresar una opinión, etc.

Hay que tener en cuenta que en nuestra comunicación interpersonal que además de las conductas meramente verbales, existen las llamadas conductas no verbales que también tienen incidencia en nuestra expresión interpersonal.

Además de la necesidad de atajar los miedos y/o las creencias irracionales que una persona pueda exteriorizar en relación con el área de la comunicación interpersonal, se hace preciso realizar un entrenamiento en habilidades sociales específico, interviniendo fundamentalmente en aquellas en las cuales presente un déficit, mediante el aprendizaje de las habilidades correspondientes, retroalimentación, ensayos repetidos, etc. hasta que se consiga una ejecución realmente eficaz. Lo que en un principio se realiza casi de forma artificial, con la práctica, la persona va integrando las habilidades sociales en su vida cotidiana hasta llegar a sentirse absolutamente cómodo al utilizarlas, reduciendo los problemas psicológicos que conllevaba no verse capaz de ser lo suficientemente hábil.

Debemos aprender a ser más asertivos. La conducta asertiva implica la expresión directa de los propios sentimientos, necesidades, derechos legítimos u opiniones sin amenazar o castigar a los demás y sin violar los derechos de esas personas. El mensaje expresa “quién es la persona” y se dice sin dominar, humillar o degradar al otro individuo.

Contacta con nosotros

Campos obligatorios*