Psicólogos especialistas en el tratamiento de la insatisfacción

Tratamos la insatisfacción en el Centro de Psicología y Psiquiatría Manuel Escudero Madrid

¿Cómo tratamos la insatisfacción?

El tratamiento psicológico más frecuente para tratar la insatisfacción crónica es la terapia cognitivo-conductual. En nuestro Centro de Psicología en Madrid entrenamos al paciente a dar valor a sus elecciones, sus sentimientos y preferencias. Nuestros psicólogos especialistas ayudaran al paciente a establecer objetivos satisfactorios y congruentes con sus criterios y valores personales.

¿Qué es la insatisfacción?

La insatisfacción es un sentimiento que aparece cuando las cosas que tenemos o que hemos conseguido no cubren por sí mismas nuestras expectativas. Todas las personas sufrimos de alguna u otra manera de un sentimiento de insatisfacción ‘sana’, que nos ayuda a intentar ser mejores cada vez, y nos permite progresar en busca de la autorrealización. Por lo tanto, desde esta perspectiva, la insatisfacción es una emoción necesaria que nos impulsa hacia el crecimiento personal.
Sin embargo, algunas personas, presentan unos elevados niveles de insatisfacción crónica, interfiriendo de manera significativa en todos los aspectos de la vida.

¿Cuáles son las causas de la insatisfacción crónica?

Con frecuencia la insatisfacción crónica procede de problemas del estado de ánimo, como el trastorno depresivo, puede estar originada por un trastorno de personalidad o puede deberse a un alto grado de exigencia personal. También puede darse una insatisfacción crónica sin presencia ni de depresión ni de trastornos de personalidad. Son aquellos casos en los que la persona, debido a situaciones vitales no se siente realizada bien porque otras personas o circunstancias le impidan conseguir un objetivo concreto o bien porque ella misma no acierte a establecerlo. De esta manera la insatisfacción cursa con elevados niveles de frustración, tristeza y apatía.

Consecuencias de la insatisfacción crónica

Si no es su causa, la principal consecuencia de la insatisfacción constante es la depresión. La persona comienza a sentirse triste, a lo que se le une un sentimiento de desamparo, ya que no sabe qué hacer con su tristeza y malestar. La presencia de apatía e incapacidad para sentir placer, son características propias de este cuadro, y provocan que la persona haga cada vez menos cosas y que, por lo tanto, se sienta aún más insatisfecha consigo misma y con sus circunstancias vitales.

El carácter de la persona insatisfecha cambia, puede sentir amargura, no celebra los éxitos y se queja constantemente, crea también una gran frustración en las relaciones personales, porque los demás se cansan de estar al lado de una persona que manifiesta constantemente su insatisfacción y se distancian.

También los aspectos laborales se ven afectados; algunos cambian constantemente de trabajo, de estudios, etc. buscando algo que les satisfaga pero, lamentablemente, no lo suelen encontrar, la consecuencia es un estado de insatisfacción laboral constante.
Este comportamiento puede reproducirse también en otras áreas de su vida, como es el caso de las relaciones sentimentales, porque no encuentren a una persona que cumpla con los requisitos exigidos por ellos o mantienen relaciones de mala calidad.
Otra de las complicaciones de la insatisfacción es el consumo de sustancias, con el objetivo de liberarse del malestar.

¿Cómo puede ayudar un psicólogo a solucionar la insatisfacción?

Te aconsejamos unas pautas para evitar la insatisfacción:

  • Reflexiona acerca del porque de tu insatisfacción; desde cuándo está presente en tu vida, en qué momentos ha sido más intensa, en qué otros más llevadero, qué medidas has adoptado para intentar evitar la insatisfacción… Las repuestas a estas preguntas te dejará determinar los factores que hacen de ti una persona insatisfecha y te dará la clave para conocer el origen del malestar.
  • Si hay algo que nos da poca satisfacción (puede ser tu trabajo, el viaje que llevabas tanto tiempo planeando,…) haz el ejercicio inverso al que estás acostumbrado a hacer habitualmente; es decir, en lugar de buscar los defectos y problemas, esfuérzate por encontrar las ventajas.
  • Para terminar, chequea tus objetivos; ¿son demasiado exigentes? o, por el contrario, ¿son demasiado fáciles de conseguir? La satisfacción está en el camino, no en el destino; avanzar por ese camino en dirección a la meta y disfrutar de los pequeños logros que se obtienen en las diferentes etapas, es lo que nos hace sentir realmente satisfechos.

En nuestro centro recibirás atención personalizada y tratamientos a tu medida para superar tus problemas de insatisfacción. Contacta con nosotros. Llámanos estaremos encantados de conocerte.

Contacta con nosotros

Campos obligatorios*