Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

El TDAH es el trastorno psiquiátrico más frecuente en la infancia y adolescencia, afectando aproximadamente al 5% de los niños y adolescentes y es la principal causa de fracaso escolar.

Es un trastorno crónico, que se puede diagnosticar tanto en niños como en adolescentes y adultos, aunque su inicio se da antes de los 12 años.

Cursa frecuentemente asociado a otros trastornos de salud mental como por ejemplo, la dislexia, los trastornos del aprendizaje o diversos trastornos de conducta.

Si no es tratado adecuadamente, se incrementa la probabilidad de sufrir exclusión social o padecer otras patologías psicológicas severas como la ludopatía o el consumo y abuso de substancias. Asimismo, sufrir este problema y no tratarlo puede acarrear diversas problemáticas sociales y personales durante toda la vida, como una mayor tendencia a sufrir accidentes de tráfico o tener relaciones de pareja “problemáticas”.

Las personas que sufren TDAH, si no reciben el tratamiento adecuado, podrían no alcanzar todo su “potencial” en diferentes áreas de la vida.