¿Cuáles son las fases del duelo no patológico?

Video Centro Manuel Escudero, ¿Cuáles son las fases del duelo no patológico?

El duelo es un proceso de adaptación psicológica a la nueva realidad que tenemos cuando sufrimos una perdida emocional en nuestras vidas. En este proceso se pasa siempre por unas fases.

Estas fases se caracterizan porque no tienen porque ser consecutivas y, una vez pasadas, se pueden volver a pasar por ellas como fase normal del proceso.

Estas fases son:

1.- Negación.- La persona no se lo puede creer y no acepta la perdida.2.- Negociación con la realidad.- Es una etapa en la cual se intenta poner soluciones a la situación de perdida, a veces son soluciones irreales pero que ayudan a ir elaborando la situación nueva y adaptarse a ella.

Puede ocurrir que el doliente negocie con la vida o con el destino para que a cambio de algo se reponga la perdida, por ejemplo ¿Y si dedico mi vida a ayudar a los demás, podré entonces despertarme y descubrir que todo esto ha sido una pesadilla?”, o retrocede al pasado con la idea que las cosas hubieran sido diferentes si hubiera hecho otra cosa, por ejemplo “Qué hubiese pasado si..” es decir no acepta que el ser querido ha desaparecido e intenta de forma mágica que sea restituido.

 

Aunque poco a poco, en esta fase, la persona doliente va viendo que las cosas son como son y no pueden cambiar y va adaptándose a pequeñas cosas de la vida cotidiana. Es decir va encontrando soluciones en su vida real y cotidiana al problema de la adaptación a su nueva situación vital, emocional y social sin la persona querida.

3.- Depresión/Tristeza.- En esta fase la persona se siente triste, abatida, sin ganas de nada. Normalmente la persona que padece el duelo (recordemos que es un proceso difícil que conlleva sufrimiento hasta que se pasan las fases del mismo) suele valorar el estado de ánimo depresivo que padece como normal. Y tienen razón, es normal estar tristes ante la pérdida de un ser querido, aunque hay que estar vigilantes a que esa tristeza no pase a ser una depresión real.

4.- Ira.- Después de la tristeza y a veces junto con ella aparece un estado de cabreo con el mundo, de enfado, irritabilidad, sentimientos de injusticia, de desamparo, de rebeldía, que se pueden manifestar con conductas o actitud agresiva u hostil con el entorno.

5.- Aceptación.- al final las emociones se reequilibran y se canalizan poco a poco de forma correcta al entorno y a las personas que nos rodean, los pensamientos se adaptan a la realidad y vuelven a ser funcionales y las conductas se adaptan a nuestra realidad cotidiana.
Los recuerdos de la persona perdida se colocan en su sitio y las emociones dolorosas del proceso de adaptación dan lugar a unos sentimientos menos intensos y, algunas veces, incluso agradables al recordar con cariño a la persona perdida. Así termina el proceso del duelo.

Estas fases y su duración varían de persona a persona, pero pasar por todas ellas es el proceso de ajuste normal, por lo que, en caso que no aparezca ninguno de los síntomas patológicos que he mencionado antes, lo único que tenemos que hacer, es apoyar emocionalmente a la persona que está pasando el proceso del duelo y esperar a que el proceso termine por sí mismo.

En caso que aparezcan síntomas que nos indiquen que el proceso de duelo no se está desarrollando de forma normal hay que acudir a un especialista lo antes posible para iniciar un tratamiento específico.

El centro de psicología y psiquiatría de referencia en Madrid.

Logotipo salud Madrid
Logotipo colegio oficial psicologos Madrid
Logotipo colegio oficial medicos Madrid
Logotipo efpa
Centro autorizado por la dirección general de sanidad en Madrid