TOC homosexual: el miedo a ser homosexual

No toda la sociedad está preparada para aceptar a la homosexualidad como una faceta más de la personalidad. Lamentablemente, velada o evidente, la condena social sigue existiendo para las personas que deciden llevar a cabo su vida romántica con alguien del mismo sexo. Esto está llevando a muchas personas que se saben o se creen homosexuales, a sentir un miedo obsesivo a serlo.

Ser homosexual no es una conducta a corregir, ni mucho menos una enfermedad. El día que se practique la tolerancia total al respecto por parte de todos los integrantes de la sociedad, o de su gran mayoría, este miedo desaparecerá. Así como nadie tiene miedo de ser heterosexual porque es una condición aceptada como normal, nadie tendrá el miedo de no serlo, porque también será asimilado como algo normal.

En este artículo exploraremos de qué se trata esta condición, qué tratamientos hay para erradicarla, cuáles son sus síntomas y qué sucede cuando este miedo ocurre en la adolescencia.

Qué es el miedo obsesivo a ser homosexual

Qué es y causas del miedo obsesivo a ser homosexualEste miedo compulsivo es experimentado por personas heterosexuales que comienza a temer, de forma irracional, la posibilidad de ser homosexual.

El día a día de quien padece este miedo obsesivo, puede ser un verdadero infierno.

La experiencia clínica al tratar este problema nos ha demostrado que quienes presentan dudas recurrentes y temor a ser homosexual, generalmente no son homosexuales.

En el caso del miedo obsesivo a ser homosexual, la persona puede llegar a hacer cualquier cosa para demostrar ante los ojos de los demás que es heterosexual. Este “cualquier cosa” incluye salir con muchas personas del otro sexo, caer en relaciones compulsivas, dañinas y tóxicas, y aceptar y buscar la compañía de personas que no son de su agrado, ya que si son del sexo opuesto, son válidas para demostrar que no es homosexual.

El peligro con estos rituales es que, además de modificar la vida de la persona de forma artificial y, por ende, arrojar consecuencias de toda índole, la persona no logra convencerse de que su miedo es infundado. El resultado termina siendo un círculo vicioso en el que el miedo y las dudas se arraigan cada vez más.

Tratamiento de las obsesiones

Las obsesiones con contenido de miedo a ser homosexual, se originan en creencias erróneas, en la importancia que se le da a algo sin ninguna razón y en la exigencia de no serlo y se mantienen por la inseguridad y las dudas continuas de poder serlo y por las conductas que la persona lleva a cabo, en un intento infructuoso de demostrar a los demás y a sí mismo que no es homosexual.

Pero la única forma de erradicarlos, es a través de un tratamiento bien diseñado.

El tratamiento más efectivo es una terapia cognitiva conductual que en algunos casos y dependiendo de la intensidad de los síntomas presentados, necesita el apoyo de un tratamiento farmacológico.

El terapeuta debe estar idóneamente calificado, ya que, en este tipo de terapia, se corre el riesgo de incrementar las compulsiones y el miedo que las origina si es que se lleva a cabo de forma errónea o si la supervisión no es la adecuada.

Causas del miedo obsesivo a ser homosexual

Puede generarse por las siguientes situaciones:

  • Presentar de forma innata rasgos obsesivos de la personalidad.
  • El Comentario o una broma de un tercero acerca de la sexualidad, que es interpretado como una afirmación o prueba de que los demás notan que soy homosexual, así como su rechazo.
  • Presentar una excitación puntual y casual ante un contenido pornográfico homosexual
  • Recibir una proposición de tener relaciones sexuales o una relación sentimental de una persona del mismo sexo que ha generado dudas sobre la propia sexualidad.
  • Haber experimentado excitación física ante un contacto simple (un abrazo, por ejemplo) con una persona del mismo sexo, confundiendo una respuesta emocional normal con una respuesta de excitación sexual de contenido homosexual.
  • Mirar a una persona del mismo sexo y encontrarla atractiva. Y en vez de interpretarlo como algo normal, ya que todos diferenciamos personas atractivas de las que no lo son, la persona con estos rasgos obsesivos, lo interpreta erróneamente, pensando que puede ser homosexual porque le parece atractivo alguien del mismo sexo.

Síntomas

Las personas con miedo obsesivo a ser homosexual experimentan síntomas que aumentan su nivel de estrés y de angustia:

  • Están continuamente pendientes que en su cuerpo no se produce ninguna señal de excitación en presencia de personas de su mismo sexo.
  • Están continuamente pendientes si los demás dicen algo relacionado con su supuesta homosexualidad, es decir, si hay algo en su conducta que lo delate.
  • Tienen miedo de “contagiarse” de homosexualidad si establecen una amistad o un contacto cercano con personas que sí lo son.
  • Actúan de manera exagerada para demostrar que son heterosexuales, por ejemplo necesitan tener pareja constantemente y mostrarlo a los demás.

Miedo a ser homosexual en la adolescencia

En la adolescencia suelen aparecer conductas que se parecen mucho a las obsesiones, pero que no son tales. La etapa evolutiva se conforma de muchos elementos que pueden parecer graves, cuando en realidad no lo son. Sin embargo, el miedo obsesivo a ser homosexual en la adolescencia existe y, si lo ignoramos, se agravará.

Es por ello por lo que resulta de vital importancia que los adultos que forman parte del universo del adolescente que manifiesta síntomas de este problema, incluyendo también a sus profesores, busquen el diagnóstico y el tratamiento de un profesional para detener el trastorno en su etapa más temprana posible, en caso de que el adolescente lo diga, porque es un problema que se tiende a tener en secreto, precisamente porque lo que intentan evitar es que otras personas noten su homosexualidad o simplemente noten sus dudas, que ellos interpretan como una prueba de que si son o pueden ser homosexuales.

El Centro Manuel Escudero ofrece atención personalizada a las personas que necesitan orientación o ayuda para enfrentarse a sus obsesiones. Atendemos a los pacientes de forma presencial en nuestra consulta de Madrid (Argüelles) u Online por videollamada.

Centro Manuel Escudero | Psicología Clínica, Psicoterapia, Psiquiatría y Coaching

▷ Más de 35 años de experiencia nos avalan.
Consultas presenciales o por videollamada | Infórmate sin compromiso.

Psicólogos online – Consulta y terapia online

Ofrecemos servicio de Terapia Online. Las consultas Psicológicas Online ayudan a muchos pacientes hacer un tratamiento sin tener que acudir en persona a nuestra consulta en Madrid. Es un servicio que ayuda a aquellas personas que tienen dificultades para encontrar un especialista de la salud mental con experiencia cerca de donde viven.

Gracias a nuestro servicio de terapia online, puedes conectarte a internet y hablar con un profesional de la salud mental desde tu casa u oficina en tu mismo idioma.

Consulta de psicología y psiquiatría en Madrid

Sí necesitas nuestros servicios de salud mental, sea Psicología Clínica, Psiquiatría, orientación o consejo psicológicos, en el Centro Manuel Escudero encontraras un equipo de especialistas, que trabajan en conjunto de forma multidisciplinar desde hace más de treinta años, para ofrecerte la psicoterapia y los tratamientos más avanzados.

Consúltanos tus dudas, pide información o concierta una cita.

Podemos ayudarte

Otros artículos recomendados

  • Mónica
    Responder

    Tengo un adolescente de 13 años y padece de ataques de ansiedad, que a veces ya no se como ayudarlo, hemos buscado y acudido a ayuda psicológica, pero el solo se encuentra bien mientras asiste a sus sesiones.
    Ultimamente tiene miedo a volverse gay, pero no hay indicios de que lo sea, solo tiene miedo a volverse gay, hay ocasiones que logra asociar los colores que ve a su alrededor, con los de la comunidad Gay, les agradecería mucho me dijeran que tipo de ayuda necesita por favor…

    • Alexis
      Responder

      Buenas, me paso algo igual,tengo 20 años, tengo pareja ya casi 9 meses. Hace un mes pensé si esto no me gusta. No recuerdo muy bien el pensamiento y desde entonces estoy en un lugar oscuro de mi vida, como que mi cabeza se obsesionó con eso. Los primeros días fueron muy duros, estaba triste siempre deprimido. Ahora he mejorado porque no me siento tan mal, solo por ratos, pero mi cabeza no deja de pensar en eso. Entre en un miedo, de si algún hombre me iba a llamar la antención, o si me iba a gustar. Es raro, siempre me han atraído las mujeres, siempre mis parejas han sido mujeres. No quiero aceptar nada de eso, quiero tener hijos, mi familia, quiero disfrutar los momentos como lo hacia antes. Quiero ser yo de nuevo 🙁

  • X
    Responder

    Buenas noches.
    Desde hace 18 años que sufro algo similar y siempre que estoy en épocas de transición vuelven las pesadillas. Mi vida gira en torno a esto, y he intentado enrollarme muchas veces con mujeres para poder comprobar mi sexualidad, pero en el último momento nunca me apetece y me llena de mucha angustia. He estado 8 años en psicoanálisis y ha habido épocas mejores y peores, incluso pude mantener una relación heterosexual larga, pero nunca más he vuelto a tenerla y mi vida se limitan a sobrevivir y tener la mínima cantidad de estímulos para no volver a caer en la obsesión. Al principio pensaba que yo era una intolerante, y que no asumía que podía ser bisexual, pero esto cada vez es más intenso y me estropea la vida tanto en el trabajo como en casa como con mis amistades . Funciona realmente el tratamiento ?

    • Responder

      Hola, en nuestro centro atendemos cada vez más personas con dudas similares. La terapia puede ser un proceso orientativo y ayuda en aclarar estos sentimientos.

  • Alex
    Responder

    Hola que tal….tengo 40 años y desde el 2014 tengo este tipo de ideas y pensamientos…siempre me he considerado hetero,nunca antes de ese año tuve este tipo de pensamientos,pero de ese tiempo para acá de repente me llegó eso a la mente…todo empezó al ver una imagen de un hombre sin camisa y desde esa vez cada vez que veo fotos,videos,programas de tv donde salga un hombre atractivo o con buen cuerpo empiezo a creer que me gusta o que lo veo bien parecido,me llega la idea y el pensamiento a la mente de que me gustó o que me atrajo y eso es muy desagradable para mi porque como le digo,no es algo que me guste pensar,cabe mencionar que yo no me nace la idea de estar con otro hombre intimamente hablando….ni acariciarlo,ni besarlo ni mucho menos tener sexo….en otras palabras,no me veo en ningun tipo de relación,no se si me doy a entender. Son esas ideas y pensamientos que me molestan y me provocan ansiedad,yo puedo estar tranquilo viendo alguna pelicula o viendo mis redes sociales y si sale ese tipo de imagenes de un hombre ya empieza todo,y si lo quito me queda en la mente la idea de que me gustó,y en ocasiones lo que hago es volver a ver dicha imagen y decirme a mismo si en realidad me gustó,como comprobandome. No siento excitación ni deseo,mas bien es como una sensación de malestar al creer o pensar que en realidad me gusta lo que vi,y lo peor de todo es que se siente muy real.

    • maria
      Responder

      Crees que esto se ponga peor si empieza en la adolescencia
      Aparte que debo hacer si esto me causa ansiedad todos los días a todas horas
      Mi mente se obsesiona extremadamente hasta cuando me levanto y me duermo
      Tengo momentos en los que me siento libre, como que no pasará y no me preocupo, pero hay momentos en los que siento que esta es mi realidad y que así viviré toda mi vida
      Que nunca me enamorare y podré tener pareja
      Nunca tendré una familia
      Siento que estos pensamientos me molestaran hasta el día que muera y eso me asusta y me pone mas ansiosa
      Mis días son muy enfadosos ya que lo pienso y temo constantemente
      Espero algún día mejorar
      Que esto no defina mi vida para siempre

      Gracias por comentar, la verdad me hace sentir mejor y que no estoy sola
      Me pasa exactamente lo mismo que tú Alex

      • Alex
        Responder

        Si,es muy estresante esta obsesión….provoca mucha ansiedad y molestia

  • Keenan
    Responder

    Un post estupendo, facil de entender y lleno de información, gracias.

    • Ángel
      Responder

      Hace una semana que me pasa lo mismo, pero no quiero esperar a que sea demasiado tarde para poder librarme de estos pensamientos. Leyendo la historia de Alex me aterra pensar que voy a estar así toda mi vida, y como a María a mi también me ha empezado en plena adolescencia. Nadie a mi alrededor lo considera importante y lo definen como una simple obsesión sin sentido. Pero no saben qué me causa ansiedad con mucha frecuencia y que esta semana ha sido un infierno y no quiero ni imaginar como podría ser vivir con esto. Además siento que afecta a mi autoestima y a la imagen que tengo de mi mismo y eso me hace sentir pequeño he indefenso. Espero salir pronto, y que a cualquiera que lea esto le deseo suerte y fuerza.

      • Zara
        Responder

        Yo por otro lado… Estoy desesperada.
        No recuerdo ni siquiera como comenzó esto, ni en que momento, ni en que situación.
        No es la primera vez que presento una obsesión por algún tema, ya me ha sucedido anteriormente con religión, con mi futuro y con mi carrera a escoger.
        Pero esto… Esto es diferente.
        Todos mis amigos son Todo menos heterosexuales, mi mejor amigo es gay, mis mejores amigas son lesbianas o hacen insinuaciones a serlo y el resto de mi circulo social son bisexuales.
        Desde hace un año aproximadamente tengo está clase de pensamientos en los que mi cerebro me quiere obligar a ser lesbiana, y así como han mencionado otros en los comentarios, cada vez que veo una mujer mi cerebro trata de convencerme de que me gustó o de que me gustan las mujeres.
        Es indescriptible la desesperación que siento por siquiera pensar que podría serlo, y peor el hecho de pensar que eso soy y que me gusta.
        Es tan fuerte que me paso mis dias comparando situaciones romanticas o sexuales con chicas y chicos nada más para confirmar que no me gustan las chicas, de otra forma no me puedo sentir en paz, y cuando no funciona y no siento atracción por el pensamiento del chico entonces comienza mi tortura mental.
        No quiero ser lesbiana, de verdad que no quiero, y lo voy a aceptar, me da rechazo y un poco de repulsión pensar que podría serlo, y el hecho de que mi mente sea tan extrema en este tema y que esté dispuesta a convencerme solo me enferma más.

        Todos a mi al rededor dicen que me quede quieta y que me calme, pero yo de verdad lo considero como algo muy fuerte que no me deja vivir en paz, esto me enferma.
        De verdad para mi pienso que la manera de medio calmar mi cerebro es que algún doctor me diga que no lo soy, y aun así voy a dudar…
        Solo quiero salir de esto y regresar a mi vida normal, me siento desesperada y tengo mucho miedo.

      • Diego
        Responder

        Gracias, pero yo llevo 2 años luchando con esto y no se que hacer con mi vida.

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search