Trastornos mentales

Trastornos mentales de la salud

Las enfermedades o trastornos mentales ocasionan complicaciones funcionales, pueden causar sufrimiento e interferir bastante en el bienestar de la persona que padece un problema psicológico y de su entorno.

En este articulo citamos algunos tipos, síntomas y causas de enfermedades mentales de manera generalizada, sabiendo que se han clasificado, en la quinta edición del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-5 – 2013), más de 200 tipos de trastornos mentales, cada uno con sus signos y sintomatología propia.

Diagnosticar un trastorno psicológico es complicado, en parte debido a la existencia de otros problemas de salud mental que tienen síntomas similares. Un diagnóstico acertado es el inicio de un tratamiento bien enfocado, teniendo en cuenta que cada trastorno psicológico tiene su tratamiento propio.

¿Qué es un trastorno mental?

Enfermedades mentales estigmasUn trastorno mental es una enfermedad que se caracteriza por patrones anormales de pensamientos, emociones y conductas de la persona, y que pueden dificultar su adaptación al entorno cultural y social en que vive. Esta complicación de salud metal crea sufrimiento y malestar (es subjetivo según la persona).

La enfermedad mental manifiesta cambios emocionales, cognitivos o conductuales asociados con el deterioro del funcionamiento de la persona, es decir, está caracterizada por una combinación de alteraciones del pensamiento, el estado de ánimo, el comportamiento, las relaciones con los demás y, en algunos tipos de trastornos mentales alteran la percepción del entorno o el aprendizaje.

Hay trastornos psicológicos en que la personalidad del sujeto está básicamente intacta, como cuando alguien sufre algún problema del estado de ánimo (por ejemplo depresión) o trastorno por ansiedad. Al contrario, en las enfermedades mentales más graves la personalidad se ha roto. Estas personas, por momentos, no pueden distinguir entre una experiencia interna (en su mente) o externa, es decir, no saben diferenciar entre imaginación y percepción real. Clasificamos como trastorno mental grave, entre otros, la esquizofrenia, psicosis y la demencia.

Estos problemas psicológicos pueden comenzar a cualquier edad y pueden ser transitorios o duraderos (crónicos). La persona puede verse afectada en la capacidad de relacionarse con otras personas y funcionar cada día, por eso, es necesario en tener un diagnóstico acertado de la enfermedad mental cuanto antes.

Los síntomas de un trastorno mental se tratan con una combinación de medicamentos y psicoterapia o uno de estos dos. Gracias al tratamiento exacto del problema de la salud mental, el paciente puede mejorar visiblemente su calidad de vida, incluso en casos de un trastorno mental grave.

Tipos de trastornos mentales

Podemos denominar cuatro grupos de trastornos mentales:

  1. Trastornos Neuróticos: Es una tendencia psicológica que dificulta mantener el control emocional, causando ansiedad. La persona tiene un juicio de realidad normal, sobre todo experimenta mucho malestar. Un ejemplo son las fobias.
  2. Trastornos Psicóticos: La persona con este tipo de trastorno mental tiene pérdida de la percepción de la realidad que cursa con ideas delirantes y alucinaciones. Un ejemplo es la esquizofrenia, un trastorno mental grave.
  3. Trastornos Funcionales: En estos casos no hay daño estructural conocido, ni causalidad de la enfermedad definido que explique la alteración. Un ejemplo es el trastorno de personalidad múltiple.
  4. Trastornos Orgánicos: Son daños generalmente asociados con el deterioro de la función cerebral. Suelen ser de progresión lenta. Un ejemplo es la demencia.

Causas de la enfermedad mental

¿Por qué aparece la enfermedad mental en algunas personas?, ¿Cuáles son las causas que pueden influir?

Las causas de un trastorno mental se centran en factores genéticos, físicas o biológicos (alteración bioquímicas, metabólicas, hormonales,…) y también unos factores sociales (entorno familiar, cultural, etc.) pueden contribuir al riesgo de sufrirla:

  • El factor genético o hereditario: algunas enfermedades mentales tienen un alto factor genético. Tener un familiar con una enfermedad mental, puede aumentar el riesgo de contraer el mismo trastorno psicológico. Un ejemplo es el trastorno bipolar.
  • Exposición ambiental anterior al nacimiento: durante el embarazo el feto puede ser expuesto a factores de estrés ambiental, enfermedades inflamatorias (como la exposición de la madre a algún virus), substancias tóxicas, como productos químicos, drogas o alcohol en el útero. Son factores que podemos asociar, en algunos casos, con la enfermedad mental.
  • El factor de la bioquímica: la alteración en el cerebro de serotonina, norepinefrina o dopamina cambia la función del sistemas nerviosos, eso puede desequilibrar la estabilidad emocional y la persona puede tener episodios de depresión o manía.
  • El entorno: una lesión cerebral traumática como los abusos, una experiencia mal enfocada,…,situaciones estresante de la vida (separación, duelo,…)
  • Una lesión cerebral por accidente o enfermedades crónicas (diabetes,…)

Los trastornos mentales no tienen nada que ver con ser un persona floja o débil y no son causados por falta de carácter, y tampoco existe una forma concreta de prevenir algunas enfermedades mentales.

El estigma de las enfermedades mentales

Trastornos psicológicos que sonA causa del estigma de los trastornos mentales. La desconfianza y el desconocimiento pueden dar lugar a la discriminación de la persona.

Por el miedo de ser discriminado, algunas personas esperan demasiado tiempo para buscar un tratamiento o resisten a buscar ayuda terapéutica. Pero algunos problemas psicológicos se empeoran sin ayuda de un especialista de salud mental.

Esto puede significar que la persona no tiene las mismas oportunidades laborales, puede tener problemas para encontrar una vivienda, tiene que enfrentarse a la falta de comprensión por parte de otras personas en su entorno, pueden ser más vulnerable al acoso, etc.

Las creencias y actitudes negativas de otras personas hacia las personas con trastornos mentales pueden llegar a ser desagradables y es una razón más para lidiar con los problemas psicológicos y buscar un tratamiento adecuado cuanto antes. Para identificar el problema y poner fin al sufrimiento interior, es importante que estos síntomas que interfieren en la vida social se corrigen.

Para romper barreras es mejor no etiquetarnos, como por ejemplo; “soy un neurótico”, es mejor decir “soy una persona que sufre un trastorno de ansiedad”. Tenemos que comprender lo que nos pasa y no tener vergüenza o duda en nuestra capacidades. Así aseguramos que no nos aislamos de amigos o en el trabajo, o aumentamos problemas con la disminución de la autoestima.

A veces falta información y compresión sobre lo que nos pasa. Es mejor entender, aprender a aceptar el problema, buscar apoyo profesional y un tratamiento adecuado.

Algunas ideas equivocadas que existen sobre las enfermedades mentales:

  • Una persona con un trastorno mental no puede trabajar o alcanzar sus objetivos profesionales : Falso. Muchas personas tienen alguna enfermedad mental y cumplen perfectamente con sus trabajos y alcanzan éxitos profesionales.
  • Las personas con enfermedad mental son peligrosas: Falso. La mayoría de las personas son gente pacífica y se involucran en la vida con normalidad.
  • Una persona con enfermedad mental es dependiente de otra persona: Falso. La mayoría puede funcionar perfectamente en los diferentes ámbitos de la vida social, laboral, etc.
  • Hace falta tomar medicación: En muchas ocasiones la psicoterapia es suficiente, pero si los síntomas nos dejan sufrir mucho, es necesario tomar la medicación adecuada.
  • Con una enfermedad mental puedes tener periodos de estabilidad: Verdadero. Si aprendes a manejar los síntomas y con la ayuda de medicación podemos tener los síntomas controlados.

¿Cuáles son los primeros signos de los trastornos mentales?

Los síntomas de la enfermedad mental varían según el problema y son perceptibles para la persona afectada o las personas de su entorno. Pueden haber:

  • síntomas físicos (problemas del sueño, dolor, temblor, sudor, falta de energía…)
  • síntomas emocionales (fobia, tristeza, ansiedad, desánimo…)
  • síntomas conductuales (agresiva, dispersa, alejamiento social, descontrol o cambios en los hábitos alimentarios… )
  • síntomas cognitivos (capacidad reducida de concentración, pensamientos confusos, sentimientos de culpa, creencias anormales, alteraciones de la memoria,…)
  • En un trastorno mental grave hay alteraciones en la percepción de la realidad (Delirio, paranoia o alucinaciones)

¿Cómo curar trastornos mentales?

Tipos de trastornos mentales y como curarlosEl tratamiento, teniendo en cuenta que existen más de 200 tipos de trastornos mentales, depende del tipo de enfermedad mental y su gravedad. Los tratamientos deben ser personalizados, porque no todos respondemos de las misma forma y, a veces, conviene el enfoque de un equipo de forma multidisciplinar, es decir, terapia en combinación o no con medicamentos.

En otros casos como, por ejemplo, las adicciones, algunas personas también necesitan apoyo social o un tratamiento más intensivo, para manejar su afección o hasta es posible que deba ir a un hospital psiquiátrico.

Si tienes alguno de los signos o síntomas de una enfermedad mental, consulta con un profesional de atención médica primaria o un especialista en salud mental. La mayor parte de las enfermedades mentales no mejoran por sí solas y, sin tratamiento, pueden empeorar con el tiempo y ocasionar problemas graves.

En la mayoría de los casos, los trastornos mentales pueden diagnosticarse y tratarse de manera eficaz, pero no mejoran al tratarlas por cuenta propia.

Eso sí, el paciente debe tener expectativas realistas sobre los efectos terapéuticos, y como especialista es necesario informar al paciente o la familia sobre el proceso del tratamiento, los efectos secundarios de medicación y expectativas a corto o largo plazo.

Al sufrir un problema de salud mental, puedes contactar con nuestro Centro en Madrid donde puedes pedir consulta con un Psicólogo Clínico o Psiquiatra. Nuestros especialistas  trabajan en conjunto de forma multidisciplinar desde hace más de treinta años, para ofrecerte la psicoterapia y los tratamientos más avanzados.

Muchas personas eligen en acudir a nuestro Centro de Psicólogos y Psiquiatras en Madrid, para recibir tratamientos psicológicos o psiquiátricos. Otras personas que no pueden acudir a nuestras instalaciones, optan por hacer terapia vía “online”. Así tratamos a pacientes en México, Argentina, Estados Unidos, Colombia, Perú, Chile y a personas que viven en España o viven en Madrid pero no se quieren o pueden desplazar a la zona de Argüelles.

¡LLAMANOS! o ponte en contacto con nosotros

Psicólogos online – Consulta y terapia online

Ofrecemos servicio de Terapia Online. Las consultas Psicológicas Online ayudan a muchos pacientes hacer un tratamiento sin tener que acudir en persona a nuestra consulta en Madrid. Es un servicio que ayuda a aquellas personas que tienen dificultades para encontrar un especialista de la salud mental con experiencia cerca de donde viven.

Gracias a nuestro servicio de terapia online, puedes conectarte a internet y hablar con un profesional de la salud mental desde tu casa u oficina en tu mismo idioma.

Consulta de psicología y psiquiatría en Madrid

Sí necesitas nuestros servicios de salud mental, sea Psicología Clínica, Psiquiatría, orientación o consejo psicológicos, en el Centro Manuel Escudero encontraras un equipo de especialistas, que trabajan en conjunto de forma multidisciplinar desde hace más de treinta años, para ofrecerte la psicoterapia y los tratamientos más avanzados.

Consúltanos tus dudas, pide información o concierta una cita.

Podemos ayudarte

Otros artículos recomendados

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search