Distorsiones cognitivas, pensamientos irracionales

¿Cómo definir las distorsiones cognitivas?

Las distorsiones cognitivas son creencias irracionales que cometen una persona de forma inconsciente y automática al procesar la información de su entorno.

Estos defectos del procesamiento de la información ocultan, ignoran o disimulan la realidad e inducen interpretaciones erróneas, con posibles consecuencias negativas, del mundo, del futuro, de uno mismo o de las relaciones interpersonales.

Es importante saber qué, no es lo que está pasando lo que nos hace sentir mejor o peor,  sino que es la interpretación de un hecho la que nos produce la alteración emocional.

Es decir, esas distorsiones cognitivas determinan lo que sentimos, generando comportamientos autofrustrantes (perfeccionismo, necesidades de aprobación, victimismo,…), provocan alteraciones emocionales desproporcionadas (ansiedad, dolor, irritabilidad, ira, depresión,…), malestar o una visión simplista y negativa sobre una situación.

Las distorsiones cognitivas tienen como resultado consecuencias negativas, como por ejemplo, interferir en conseguir lo que uno propone y, finalmente, malestar e infelicidad.

Qué NO SON las distorsiones cognitivas

Los distorsiones cognitivos no son atajos mentales, ni sesgos cognitivos.

Los sesgos cognitivos se definen por ser inconscientes y de difícil neutralización. Solo se identifican (de vez en cuando) cuando ya los has cometido y después de analizar la decisión tomada. Y los atajos mentales nos ayudan en tomar decisiones y evitando que nos quedemos atascados. Ayudan reformular los problemas de forma automática simplificando la situación.

Porqué una creencia puede ser irracional

Nuestra forma de reflexionar o interpretar parece ser objetiva, pero no lo es, ya que el cerebro puede aplicar, a veces de forma patológica o aleatoria, cualquier esquema para interpretar el entorno.

Las personas tienen pensamientos que están vinculados o son producto de su personalidad y desarrollan esquemas cognitivas a través de la educación, cultura, religión, experiencias, etc. A la hora de interpretar una situación, se activan estos patrones cognitivos o estos valores aprendidos a lo largo de la vida.

Creernos los pensamientos o nuestros valores puede generar consecuencias negativas, como alteraciones emocionales, conflictos en las relaciones, o en situaciones donde es posible que las interpretaciones erróneas generen conflictos.

Un ejemplo simple que ayuda en entender una situación mal o bien enfocada: al no lograr terminar un trabajo, uno piensa: “soy un incompetente”, se siente triste (emoción) y decía ir a casa en lugar de ir al cine (conducta). Al día siguiente va trabajar sin ganas. En cambio, otro trabajador piensa “Hoy he tenido un día complicado, mañana lo término (pensamiento)”, me relajo y voy al gimnasio (conducta). Al día siguiente va al trabajo motivado y con buen estado de ánimo.

Valores psicológicos

valores psicológicosLos valores son las reglas por las que regimos nuestras vidas. Es importante saber que la formación de estos valores no es más que un proceso de aprendizaje de conductas morales condicionados por los padres, la educación, la cultura, la religión y la sociedad, a veces apoyados por mecanismos de recompensa y castigo, que actúan como reforzadores de nuestras conductas.

Utilizamos estos esquemas de pensamiento o conductas “morales”, basados en procesos emocionales y no racionales, para interpretar el mundo “evaluando” de forma automática y constante cualquier situación.

Hasta la persona más sana psicológicamente se encuentra a “cierta” distancia de la realidad por sus procesos de pensamiento y por sus mecanismos de defensa. Estas estructuras cognitivas pueden ser detectadas y revaloradas, depende de la personalidad, la flexibilidad interna, el sentido del bien y del mal y la inteligencia emocional de la persona.

También podemos concluir que es más fácil tener perjuicios a lo desconocido y solemos valorar mejor a lo conocido.

La fuerza de nuestros valores depende de lo convencidos que estemos que son la única verdad. Pero hay que tener cuidado y siempre ser críticos con ellos, ya que nuestros valores pueden ser esquemas sanos o no sanos.

Los “valores sanos” son aquellos que:

    • Son flexibles, permiten excepciones o su cambio total o parcial, sin que el sujeto se siente mal.
    • Se poseen más que se interiorizan. Son valores reflexionados y conscientes que se adoptan voluntariamente.
    • Son realistas
    • Están basados en experiencias propias
    • Fomentan la vida, reconocen necesidades y sentimientos. Las reglas de vida deben enriquecer y flexibilizar a la persona.

Los valores insanos son aquellos que:

    • Producen alteración.
    • Son rígidos, no hay excepciones, ni grados intermedio.
    • Se introyectan y se aceptan sin cuestionar.
    • No son realistas
    • Exigen actuar por principios independientemente del daño que producen a la persona.
    • Restringen la vida, ignoran necesidades y sentimientos.
    • Se aceptan las reglas sin determinar en qué medida encajan con mi personalidad y mis circunstancias. (se acepta la palabra de los padres por cosas que uno mismo debería comprobar personalmente.)

¿Cómo tener un pensamiento más objetivo?

Detrás de una emoción dolorosa se esconde una interpretación subjetiva de la realidad. Creemos que somos objetivos, pero las distorsiones cognitivas surgen de creencias  que hemos aprendidos paulatinamente desde la infancia y no son fáciles de detectar. Las distorsiones cognitivas se pueden identificar y modificar, incluso antes de ser cometidas. Lidiar con ellas supone un compromiso de cambio y de trabajo constante, para que se automatice la nueva forma de pensar o actuar.

Intenta aplicar cualquiera de los siguientes tácticas de mentalidad, la próxima vez que te enfrentes a un desafío:

  • No juzgar, ni criticar
  • Ser flexible, permeable y acepta la situación
  • Valorar el mayor número de datos de cada situación y fijarse en los aspectos positivos.
  • Maneja los datos de manera objetiva y racional.
  • Observa, describe, escucha, pregunta… y no juzgues.
  • Identifica las emociones, interpretándolas con cuidado y expresándolas adecuadamente.
  • En lo emocional, tratar de vivir más que comprender. Vive el momento.
  • Tener mayor consciencia de donde viene los pensamientos, así uno entiende porque comete los errores.
  • Lo que puede pasar en el futuro o lo que está “quizás” en la mente de otra persona, no es tu realidad, son solo interpretaciones.
  • A veces, los patrones de pensamiento son más fuertes. Una mente rígida interpreta los errores como limitaciones o falta de capacidad. Importante es tener

Una mentalidad flexible y resiliente, capaz de identificar y modificar los errores de pensamiento está asociada con una buena salud física y psicológica, y constituye un sólido factor pronóstico del éxito en la vida personal, social y laboral.

Tratamientos para el estrés y los errores cognitivos

errores del pensamientoComo conclusión, abordaremos el pensamiento como fuente principal de los sentimientos. Estos pensamientos, determinados por la manera de ver, entender, interpretar y evaluar los acontecimientos, pueden ser adecuados a la realidad de nuestro entorno, con lo que las emociones o sentimientos suscitados serán también adecuados, o bien pueden consistir en exageraciones, deformaciones de la realidad o falsos razonamientos, lo que traerá como resultado sentimientos excesivamente dolorosos.

El estrés surge al percibir las demandas ambientales desproporcionadamente, superiores a los recursos que cree poseer para afrontar, resolver y superar la situación.

Es importante entender que no son los acontecimientos que provocan que nos sintamos de una forma determinada, sino que es la interpretación a través del pensamiento lo que favorece que puedas desarrollar problemas de la salud mental.

A través de la terapia se pretende:

  • Desarrollar una nueva filosofía: detectar y reemplazar las filosofías viejas e irracionales por unas nuevas racionales, y obrar de acuerdo con ellas automáticamente.
  • Aprender una base de conocimiento racional, para lo cual es necesario hacer comprender a la persona lo que es ilógico y falso acerca de las ideas que están detrás de su alteración, mostrar las consecuencias contraproducentes de sus ideas irracionales, enseñar ideas nuevas y alternativas  contrarias a sus ideas irracionales y por último, convencer de la lógica y beneficios de estas nuevas ideas, para motivar a la persona en el compromiso responsable de adaptarlas como propias.

Sí necesitas nuestros servicios de salud mental, sea Psicología Clínica, Psiquiatría, orientación o consejo psicológicos, en el Centro Manuel Escudero encontraras un equipo de especialistas, que trabajan en conjunto de forma multidisciplinar para ofrecerte la psicoterapia y los tratamientos más avanzados.

Muchas personas acuden a recibir tratamiento psicológico o psiquiátrico en persona a nuestro Centro de Salud mental en Moncloa-Argüelles, Madrid. Otras personas que no pueden acudir a nuestras instalaciones, optan por hacer terapia psicológica vía “online”. Así tratamos a pacientes en México, Argentina, Estados Unidos, Colombia, Perú, Chile, etc. y a personas de toda España que no viven en Madrid.

¡LLAMANOS! o ponte en contacto con nosotros para pedir cita con nuestros especialistas en salud mental en Madrid u online.

Psicólogos online – Consulta y terapia online

Ofrecemos servicio de Terapia Online. Las consultas Psicológicas Online ayudan a muchos pacientes hacer un tratamiento sin tener que acudir en persona a nuestra consulta en Madrid. Es un servicio que ayuda a aquellas personas que tienen dificultades para encontrar un especialista de la salud mental con experiencia cerca de donde viven.

Gracias a nuestro servicio de terapia online, puedes conectarte a internet y hablar con un profesional de la salud mental desde tu casa u oficina en tu mismo idioma.

Consulta de psicología y psiquiatría en Madrid

Sí necesitas nuestros servicio de salud mental, sea Psicología Clínica, Psiquiatría, orientación o consejo psicológicos, en el Centro Manuel Escudero encontraras un equipo de especialistas, que trabajan en conjunto de forma multidisciplinar desde hace más de treinta años, para ofrecerte la psicoterapia y los tratamientos más avanzados.

Consúltanos tus dudas, pide información o concierta una cita.

Podemos ayudarte

Otros artículos recomendados

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search