Psicólogos especialistas en Trastorno Obsesivo

El trastorno obsesivo no debe confundirse con el Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

Tratamiento contra los trastornos obsesivos en el Centro de psicología y psiquiatría Manuel Escudero

Los pensamientos obsesivos o repetitivos son aquellos pensamientos recurrentes, en muchas ocasiones relacionados con preocupaciones, miedos o con situaciones violentas, que no son fáciles de controlar y que no nos permiten enfocar nuestra atención en otras cosas. Estos pensamientos pueden terminar siendo patológicos y, en ocasiones, necesitan un tratamiento específico contra el trastorno obsesivo.

Nuestro Centro te proporcionará un tratamiento eficaz contra el trastorno obsesivo, te ayudaremos a afrontar estos pensamientos repetitivos insanos y te enseñaremos técnicas que te ayudarán a controlar estas obsesiones.

¿Qué son las obsesiones o los pensamientos obsesivos?

El trastorno obsesivo, a diferencia de TOC (trastorno obsesivo-compulsivo), cursa sin rituales externos, simplemente son pensamientos repetitivos que se denominan obsesiones. Es decir, son ideas, pensamientos o imágenes recurrentes y persistentes, que no son producidos voluntariamente, más bien aparecen como pensamientos autónomos que invaden la conciencia, producen ansiedad y son vividos como exagerados o sin sentido. La persona que los sufre realiza intentos para ignorarlos o suprimirlos, a veces sin conseguirlo.

Las obsesiones son una fuente significativa de malestar para la persona e interfieren en su funcionamiento social, laboral y personal. Afectan a prácticamente todas las áreas de su actividad diaria, ocupando gran parte del tiempo de la persona. Generalmente, el afectado es consciente de la irracionalidad de su trastorno, y puede sentir culpa y vergüenza por ello, o tener “miedo de volverse loco, pero no puede pararlas.

Criterios para el diagnóstico del trastorno obsesivo según el DSM-IV-TR (Manual diagnóstico de los Trastornos Mentales)

Síntomas del trastorno obsesivo

El trastorno obsesivo se define por:

1.- Pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan en algún momento del trastorno como intrusos e inapropiados, y causan ansiedad o malestar significativos
2.- Los pensamientos obsesivos, impulsos o imágenes no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobre problemas de la vida real
3.- La persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o bien intenta neutralizarlos mediante otros pensamientos o actos.
4.- La persona reconoce que estos pensamientos, impulsos o imágenes obsesivos son el producto de su mente (y no vienen impuestos como en la inserción del pensamiento)
B. En algún momento del curso del trastorno, la persona ha reconocido que estas obsesiones resultan excesivas o irracionales. Nota: Este punto no es aplicable en los niños.
C. Las obsesiones provocan un malestar clínico significativo, representan una pérdida de tiempo (suponen más de 1 hora al día) o interfieren marcadamente con la rutina diaria del individuo, sus relaciones laborales (o académicas), o su vida social.
D. Si hay otro trastorno, el contenido de las obsesiones no se limita a él (p. ej., preocupaciones por la comida en un trastorno alimentario, arranque de cabellos en la tricotilomanía, inquietud por la propia apariencia en el trastorno dismórfico corporal, preocupación por las drogas en un trastorno por consumo de sustancias, preocupación por estar padeciendo una grave enfermedad en la hipocondría, preocupación por las necesidades o fantasías sexuales en una parafilia o sentimientos repetitivos de culpabilidad en el trastorno depresivo mayor).

(Especificar si: Con poca conciencia de enfermedad: si, durante la mayor parte del tiempo del episodio actual, el individuo no reconoce que las obsesiones son excesivas o irracionales.)

Recomendaciones del Centro Manuel Escudero para el tratamiento del trastorno obsesivo

Alguna de las estrategias recomendadas por El Centro de Psicología y Psiquiatría Manuel Escudero de Madrid para el tratamiento del trastorno obsesivo son:

1. Reconocer que los pensamientos obsesivos son insanos.
2. No hagas caso a las obsesiones y déjalas pasar. Si las dejas pasar sin que te afecten, desaparecerán.
3. Practica ejercicios de meditación, son muy útiles contra las obsesiones.
4. Intenta no tener pensamientos en la cabeza más de 30 segundos.
5. Corta los rituales tajantemente y comprueba que no pasa nada si no los haces.

Para cualquier ayuda o información sobre las obsesiones ponte en contacto con nosotros. En nuestro Centro recibirás atención personalizada y un tratamiento a tu medida para superar las obsesiones y toda su sintomatología.

Para cualquier ayuda o información sobre las obsesiones ponte en contacto con nosotros. En nuestro Centro recibirás atención personalizada y un tratamiento a tu medida para superar las obsesiones y toda su sintomatología

CONTACTA CON NOSOTROS