Autoestima: qué es y cómo subirla

¿Cómo pueden ayudar los psicólogos especialistas del Centro Manuel Escudero a personas con baja autoestima?

La autoestima baja puede corregirse con éxito con una terapia psicológica de enfoque cognitivo.

Al inicio del tratamiento se analizan y se tratan los factores que originan la baja autoestima.

Durante la terapia para problemas de autoestima se entrena a la persona a pensar de forma más auto-afirmativa y realista respecto a si misma y se le ayuda a potenciar la autoaceptación y a eliminar los juicios de valor, la autocrítica y las creencias limitantes que puedan influir en su vida cotidiana.

Una autoestima sana es imprescindible para mantener una buena salud emocional. Los problemas de autoestima pueden ser un problema en sí mismos o también pueden ser un síntoma recurrente en múltiples patologías emocionales como depresión, miedos, fobias, ataques de pánico, etc.

Asimismo, se ha comprobado que la baja autoestima influye en el mantenimiento de diversas patologías.

En estos casos hay que tratar tanto la baja autoestima como la psicopatología asociada.

¿Qúe es la autoestima?

 

¿Qué es la autoestima?

La percepción que tenemos acerca de nosotros mismos, de nuestras capacidades, de nuestras formas de sentir o pensar y como nos vemos y sentimos en nuestro entorno, conforma nuestra autoimagen.

Es importante tener una imagen personal realista, dado de que la consecución de nuestros objetivos, nuestro bienestar y nuestra satisfacción en la vida, dependen, en gran parte, de que la concepción que tenemos de nosotros mismos coincida con lo que somos capaces de hacer y conseguir. Esta coherencia permitirá que consigamos nuestros objetivos fácilmente y facilitará que nos sintamos bien con nosotros mismos.

La autoestima se podría definir como lo que a cada uno le gusta su autoimagen, lo satisfecho que este de ella y la coherencia que existe entre esta imagen y los logros que consigue en la vida.

Como resumen podemos decir que:

  • El autoconcepto es la imagen que tengo de mí mismo.
  • La autoestima es lo que me gusta o quiero a esa imagen
  • La autoestima incrementa la confianza en uno mismo, Incrementa la seguridad personal, facilita las relaciones con los demás, mejora el rendimiento social, mejora la calidad de vida personal, evita patologías, mejora la expresión emocional, potencia la asertividad, etc.
  • Una baja autoestima posiblemente termina en fracasos, autolimitación, frustraciones y en no alcanzar las metas deseadas.

Baja autoestima: causas

Existen dos tipos de autoestima:

  1. Situacional: se muestra en situaciones concretas.
  2. Caracteriológica: sensaciones generales y globales.

Las causas más frecuentes de los problemas en ambos tipos de autoestima son:

  • Filosofía de vida errónea (juicios, exigencias).
  • Reglas inflexibles o exigencias (normas o valores rígidos y “deberías” que generan culpabilidad).
  • Perfeccionismo (rigidez en la ejecución o cumplimiento de tareas, lo que genera culpabilidad e inseguridad).
  • Falta de autoafirmaciones y autorefuerzos.
  • Vulnerabilidad a la crítica externa. (culpabilidad).
  • Voz crítica interna.

Las personas con baja autoestima tienen una visión distorsionada de lo que son y de lo que realmente pueden hacer; al mismo tiempo, estas personas mantienen unas exigencias poco ajustadas a sus capacidades reales acerca de lo que deberían ser o lograr, dando una importancia exagerada a lo que los demás piensan de ellos.

La baja autoestima se puede formar en la niñez como resultado de:

  • Ausencia del afecto y amor. Sentirse abandonado, se puede asociar con ser insignificante o incompetente
  • Sufrir abusos físicos, verbales, sexuales o emocionales
  • Sufrir durante la infancia críticas excesivas o destructivas. Posiblemente la persona pierda la confianza en sí mismo.
  • Falta de apoyo, estímulo o afirmación
  • Problemas de salud serios durante mucho tiempo seria.
  • Cuando tenemos más fracasos que éxitos a lo largo de nuestra niñez y no los sabemos procesar y asimilar de forma sana.
  • Nuestra apariencia física puede ser origen de una baja autoestima.
  • Influencia negativa de los padres o la familia.
  • Experiencias traumáticas.

Baja autoestima: síntomas

Algunos síntomas, sensaciones o errores de pensamiento de las personas con baja autoestima son:

  • Sentirse poco competente o poco capaz para realizar ciertas cosas.
  • Sobregeneralizar. He fracasado una vez, me va volver a pasar.
  • Valorarse de forma negativa e irrealista.
  • Sentirse sin valor alguno.
  • Falta de objetivos o establecerse metas personales inalcanzables o irrealistas.
  • Sentirse poco querido.
  • Tener miedo al cambio.
  • Tener visión negativa o irrealista de su personalidad, capacidad o físico.
  • Pensar que el resto de gente es mejor o hace las cosas de manera mejor.
  • Verse involucrado en relaciones destructivas.
  • Sentimientos de culpa y autoreproches frecuentes.

¿Cómo subir la autoestima?

La terapia para personas con problemas de autoestima ayuda a eliminar la autocrítica, a que guste la imagen que tenemos de nosotros mismos, a no juzgarnos ni exigirnos de forma rígida, aprender a que no nos afecte la opinión de los demás, a ser independientes emocionalmente de los demás, etc.

Podemos dar una serie de recomendaciones que pueden resultar útiles para mejorar la autoestima:

  • Convierte lo negativo en positivo. Muchas veces tenemos pensamientos negativos automatizados hacia nuestra persona.
  • Como p.ej. “no soy suficiente bueno para hacer el trabajo” en el lugar de “voy a lograr que me dan el puesto”
  • Centrarnos y aprender a apreciar lo positivo. Todos tenemos algo bueno.
  • Aceptar que podemos fracasar, pero no generalizar y pensar que somos un desastre en todo.
  • No compararnos con otros, todos tenemos cualidades.
  • Ser conscientes de los logros o éxitos conseguidos.
  • Aprender a confiar en nuestras capacidades y opiniones sin preocuparse de la aprobación de los demás personas.
  • Superarnos y cambiar las cosas que queremos mejorar.
  • Aceptarnos como somos, con nuestros cualidades y nuestros defectos.

Cuando una persona tiene la autoestima excesivamente baja y limitante, se convierte en un problema muy serio que solo puede superarse a través de un proceso terapéutico con ayuda profesional especializada.

Manuel Escudero, Psicólogo Clínico.

Dejar un comentario