Distimia o trastorno distímico

¿Qué es la distimia?

La distimia es uno de los trastornos más frecuentes en nuestros tiempos, podemos decir que casi un 30 % de las personas padece en momento de su vida una distimia. Pero que es realmente la distimia?

La depresión tiene muchas formas de manifestarse y una de sus variantes es la distimia o el trastorno distímico. Se emplea el término distimia para calificar una alteración del estado de ánimo que también se denomina con otros nombres:

  • Depresión menor: Aunque los síntomas de la depresión menor sean en menor cantidad o intensidad que en una depresión mayor, su permanencia en el tiempo suelen causar malestar significativo a las personas.
  • Depresión neurótica: Se refiere a una antigua clasificación en la que los “trastornos neuróticos” eran definidos como “de origen psicológico”.
  • Depresión crónica: Podemos manifestar un estado distímico de larga duración que nos impide tener una vida de buena calidad. Este estado muchas veces no es percibido porque estamos acostumbrados a este estado de ánimo algo mustio.

Distimia

Cuáles son las causas

El trastorno distímico igual que otros tipos de depresión tiene un origen químico. El estado depresivo, en general, está derivado de un déficit de serotonina en el cerebro.

Una persona que tiene impactos emocionales o tensiones constantes durante tiempo, puede tener un alto “consumo” de serotonina en su cerebro y, poco a poco, tener un déficit de la misma. A causa de la falta de serotonina* en el cerebro, la persona puede caer en un estado distímico. Este estado provocará una falta de energía para realizar sus actividades diarias y si se descuida hasta puede llegar tener una depresión mayor.

Podemos decir que la distimia al igual que la depresión mayor, puede deberse a causas, tales como:

  • Química del cerebro.
  • Rasgos heredados. El trastorno depresivo persistente parece ser más frecuente en personas cuyos familiares de sangre también tienen el trastorno.
  • Acontecimientos de la vida. Los acontecimientos traumáticos, los problemas económicos o un nivel alto de estrés pueden provocar un desgaste de la serotonina en el cerebro que produzca un trastorno depresivo (que puede ser persistente en algunas personas).

Los síntomas más importantes de la distimia

La intensidad de los síntomas del trastorno distímico puede cambiar con el tiempo. Además, pueden presentarse episodios de depresión mayor antes o durante el trastorno, lo que a veces se llama «depresión doble».

Los síntomas del trastorno distímico pueden causar impedimentos considerables. Una persona con distimia puede tener:

  • Estado de ánimo negativo, sensación de tristeza y le cuesta ser optimista.
  • Posible pérdida de interés en las actividades cotidianas.
  • Aparición de un estado de ánimo melancólico.
  • Sensación de desesperanza.
  • Altibajos del estado de ánimo y tendencia al estado de ánimo irritable o deprimido.
  • Falta de energía y fatiga crónica ( p.ej. a cualquier momento del día tener ganas de dormir o sentir un cansancio que arrastra).
  • Trastornos del sueño: el sueño no acaba de ser reparador. La persona distímica suele hallarse cansada por la mañana, durante la mañana le falta energía y la persona distímica suele encontrarse mejor por la tarde.
  • Escasa autoestima y tendencia en autocriticarse.
  • Dificultad para disfrutar de las cosas positivas de la vida.
  • Problemas de hacer las cosas normales del día a día, les cuestan un gran esfuerzo.
  • Problemas de concentración. La persona distímica tiene problemas de memoria y de concentración, aún para actividades lúdicas (ver una película, por ejemplo).
  • Disminución del rendimiento intelectual.
  • Disminución de la actividad, eficacia y productividad.
  • Falta de ganas en las actividades sociales, aislamiento.
  • Sentimientos de culpa y preocupaciones por el pasado.
  • Falta de apetito o, al contrario, come demasiado.

La mayoría de nosotros no somos conscientes de que la depresión o cualquier estado depresivo es más que solo sentirse con falta de fuerzas o una alteración del estado de ánimo.

Cuando tenemos un alto consumo de la serotonina en nuestro cerebro y esta no se repone de forma natural, corre peligro nuestra salud y es recomendable de ponerse en manos de un buen especialista para que nos ayude a reconducir nuestro estado emocional.

Es muy importante no ser indiferente a los síntomas, aunque sean leves, y hay que hacer frente a la situación lo más pronto posible.

Complicaciones relacionadas

Las situaciones que pueden estar relacionadas al trastorno depresivo persistente son las siguientes:

  • Mala calidad de vida y falta de bienestar
  • Relaciones difíciles y conflictos familiares
  • Dolor crónico y enfermedades en general
  • Depresión mayor, trastornos de ansiedad y otros trastornos del estado de ánimo
  • Abuso de sustancias
  • Problemas en la escuela y el trabajo y reducción de la productividad
  • Pensamientos o comportamiento suicidas
  • Trastornos de personalidad y otros trastornos de salud mental

¿A quiénes afecta y cuánto dura?

La distimia es uno de los trastornos más frecuentes en nuestros tiempos, podemos decir que casi un 30 % de las personas padece en algún momento de su vida una distimia. Afecta a las mujeres con el doble de frecuencia que a los hombres.

Al ser su intensidad no tan grande como la de la depresión mayor, puede no ser detectada fácilmente por el entorno, pudiendo el paciente presentar una mayor vulnerabilidad para cursar otros trastornos.

La distimia puede durar semanas, meses o años. Algunas personas con distimia llegan a creer que “ellas son así” y no la identifican como una enfermedad sino como un estado normal de su forma de ser.

¿Como podemos tratar la distimia?

Debido a la combinación de una descompensación química y motivos emocionales que suelen ser la razón de haber llegado a este estado, será más recomendable combinar una psicoterapia junto con un tratamiento farmacológico.

Por lo tanto, la persona que acude a un psicólogo con una posible distimia, tiene que tener en cuenta que posiblemente va necesitar alguna consulta con un psiquiatra para que haga una prescripción del fármaco mejor considerado para su estado para recompensar el déficit de la serotonina que manifiesta el cerebro.

El enfoque del tratamiento recomendado dependerá de factores como:

  • Gravedad de los síntomas
  • Preferencias personales
  • La capacidad para tolerar medicamentos
  • La necesidad de abordar problemas emocionales que afectan la vida
  • Métodos de tratamientos anteriores
  • Otros problemas emocionales que puedas tener

Los dos tratamientos principales para tratar la distimia son los medicamentos y la terapia. La combinación de psicoterapia y antidepresivos ha resultado ser más efectiva para tratar la distimia que cualquiera de los dos componentes aislados.

  • Psicoterapia: Para potenciar conductas y programas cerebrales que no alteren y no consuman serotonina y para eliminar errores de pensamiento.
  • Antidepresivos modernos: Son medicamentos antidepresivos específicos para la recaptación y aumento de la serotonina en el cerebro. Suben y estabilizan el estado de ánimo, lo que provoca un incremento notable en la calidad de vida.

¿Cuándo consultar al médico?

Si te ves reflejado en este texto, no dudes de ponerte en manos de un buen especialista para valorar tu situación. Experiencia un giro positivo en tu vida y combate la distimia.

Algunas personas con distimia no la identifican como una enfermedad, sino como un estado normal de su forma de ser.

Han tenido esta sensación y tienden a creer que forman parte de su vida. Por lo tanto, si tienes algún síntoma del trastorno depresivo persistente, no dudes en buscar ayuda médica. Habla con tu médico de cabecera sobre tus síntomas. O busca ayuda directamente de un especialista de salud mental, como un psicólogo clínico o un psiquiatra para pedir una evaluación.

Debido a la naturaleza crónica del trastorno distímico, sobrellevar los síntomas de la depresión puede resultar difícil, pero una combinación de sesiones de psicoterapia y medicamentos puede ser muy eficaz para tratar la distimia.

En nuestro Centro de Psicología y Psiquiatría en Madrid recibirás atención personalizada y tratamientos a tu medida para superar tus problemas por la distimia o por otros tipos de depresión. Contacta con nosotros.

¡Llámanos!

Video -¿Qué es la Distimia?

  • Pauli
    Responder

    Llevo más de dos años con tratamiento por crisis de pánico, pero luego de un tiempo me estuve sintiendo con varios síntomas. Ahora empiezo a sentirme mejor, pero siempre con el miedo de volver sentir esos síntomas de pánico.

  • Alba
    Responder

    Muy buena explicación. Estoy medicada desde hace 20 años y a veces tengo que subir el antidepresivo. Para mí condición no es conveniente dejar la medicación. Llegó a un punto de no poder levantarme de la cama.

  • María
    Responder

    Yo tuve que buscar ayuda, primero fui a una Psicóloga y luego al Psiquiatra. Llegue a pensar que no me recuperaría nunca. Gracias a Dios con la ayuda que me han brindado he podido salir poco a poco. Ya llevo dos años de ayuda. Les recomiendo que busquen ayuda si se identifican con alguno de estos síntomas.

    • Marianela
      Responder

      Oh, por Dios tengo varios de los síntomas desde hace casi 4 meses , aunque no tengo ganas de llorar , hago un esfuerzo casi sobrehumano para levantarme de la cama, solo quiero dormir, y en el trabajo es igual me cuesta mucho realizar mi trabajo. Y me di cuenta que algo sucedía porque soy pastelera , panadera y no logro realizar nada , el otro día mi hija pequeña quería hacer un bizcocho, y todo el día me mentalize para poder hacerlo con ella, pero apresure a hacerlo para poder acostarme es doloroso porque no soy perezosa y amo cocinar.

  • Caro
    Responder

    Me pasa esto hace dos años más o menos…después de una separación… en la que pasamos 20 años juntos.

  • Vicky
    Responder

    Por los síntomas estoy segura de que me pasó eso desde durante unos meses…. en marzo comencé a hacer actividad física como zumba, etc. al mismo tiempo que reflexionaba sobre mis reacciones y bajones emocionales.. ahora hace 2 meses que ya no recuerdo como era sentirme así, me siento plena y positiva, active mi cuerpo y tengo mas energía y ganas de hacer cosas.

  • Guadalupe
    Responder

    Mi hija de 20 años venia presentando estos síntomas desde los 12 años y está con medicación prescrita por un psiquiatra. Espero que pronto se recupere, muy buena la explicación.

  • MIRTA
    Responder

    Muy buena la nota! Estoy medicada por depresión hace 4 años, estoy segura que si hubiera prestado atención y haber buscado ayuda cuándo aparecieron los primeros síntomas, no hubiera sido crónica.

  • Alejandro
    Responder

    Muy bueno , me parece que me sucede algo cercano

  • liz
    Responder

    maravilloso gracias, muy oportuno

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search