Los beneficios de ofrecer soporte psicológico a los trabajadores

¿Por qué ofrecer apoyo Psicológico al empleado?

El trabajo y el desarrollo profesional pueden considerarse como fuente de satisfacción y realización personal. Sin duda, esta determinación sería la situación más deseable, sabiendo que el trabajo es el lugar donde pasamos, cerca de, un 30% de nuestra vida y que nuestro trayecto profesional es cada vez más largo.

En contraposición, sabemos que el día de hoy (2017) nos enfrentamos a tareas con alta exigencia o mucho volumen, nos piden ser flexibles y preparados para el cambio, tenemos que distribuir el tiempo dependiendo de los horarios de trabajo, tenemos que saber combinar la vida personal con lo profesional o estamos sujetos a diferentes estilos de mando y situaciones toxicas en las interacciones humanas, etc.

Ahora, las condiciones de la organización, el tipo de trabajo, los horarios, la cultura del trabajador, situaciones personales externos al trabajo pueden tener un importante impacto en la salud y el rendimiento laboral.

Los problemas de la salud mental en el trabajo suelen ser una respuesta, si bien tenemos una exposición prolongada que influye de forma negativa al bienestar de la persona. Estas situaciones desfavorables pueden desarrollar consecuencias patológicas en la salud física y mental como la ansiedad, el estrés laboral, la depresión, dolores musculares o conductas de dependencia a sustancias como el alcohol.

Apoyo al empleado psicologia laboralPara las organizaciones, en el ámbito de la prevención de riesgos laborales, es importante identificar cuales son las condiciones, factores o situaciones (físicas, psicológicas, ambientales) que pueden producir malestar. Detectar factores de riesgo a tiempo no es tarea fácil, necesita un conocimiento técnico para saber observar y evaluar lo que no se percibe a simple vista. Esa valoración nos muestra los variables de potenciales riesgos estructurales o psicosociales que se han de tomar en consideración. Nos ayuda, entre otros, detectar situaciones vulnerables que pudieran requerir un acto de intervención o prevención para evitar la derivación de costes humanos y económicos para la empresa.

Los riesgos de origen psicosocial en el trabajo pueden tener no sólo un efecto negativo sobre el bienestar y la salud física y mental de los trabajadores, sino también puede tener grave consecuencias en su rendimiento laboral, su comunicación con colegas trabajadores, su vida personal y generar unos costes imprevisibles a las empresas.

Si partimos de la base que el mayor activo que tenemos en las empresas es el empleado y su salud mental, el clima en que trabaja, sus preocupaciones personales y profesionales repercuten de forma positivamente o negativa en la productividad y en el rendimiento general de las empresas e influyen en la vida personal del trabajador. Podemos concluir que ofrecer apoyo psicológico al empleado, hoy en día, forma parte de una estrategia sostenible para las empresas que entienden la importancia de su capital humano.

¿Como impactan los problemas de salud mental en las empresas y que costes tienen?

La Unión Europea se enfrente a un coste anual de aproximadamente 20.000 millones de euros derivados solo del estrés laboral (EU-OSHA, 2014) y las empresas añaden una media de 1220 euros al año por empleado derivados de problemas de la salud, incluyendo días trabajados perdidos y sus costes sanitarios. En España, el estrés, afecta a casi 59% de los trabajadores (datos INE, 2017) y la mitad de los trabajadores europeos consideran que el estrés relacionado con el trabajo es habitual, y cuatro de cada diez opinan que esta cuestión no se aborda correctamente.

A este grave problema podemos sumar el impacto a nivel organizacional, es decir, dificultades en el desempeño laboral que conlleva menor productividad, mayor tasa de absentismo, la pérdida del “know-how” en el caso de baja laboral, problemas de retención de talento, etc. y personal, como puede afectar a la relación entre los miembros de la familia, la vida social, etc.

En el año 2020, según la organización mundial de la salud, la depresión puede llegar a ser el principal motivo de baja laboral a nivel global y calcula que un 25% de la población padecerá un trastorno psicológico o conductual a lo largo de su vida.

Al ver esos números, podemos entender que es de gran importancia en desarrollar programas que implican un enfoque psicológico en las empresas para mejorar las condiciones de trabajo y es necesaria una detección temprano de situaciones disonantes entre los empleados, no visible a primera vista, que repercuten en los costes y en el rendimiento de la organización.

¿Qué papel juega la Psicología del Trabajo y las Organizaciones en la promoción del bienestar y la salud organizacional?

La idea principal es que la empresa invierta en la salud mental del trabajador y que esto beneficie a la propia empresa reduciendo, entre otros, el coste del absentismo.

La Sociedad Británica de Psicología contempla como fundamental el papel de Psicólogo laboral, para desarrollar intervenciones en situaciones problemáticas, diseñar un entorno laboral psicológicamente saludable para mejorar la resiliencia y capacidad de los trabajadores y para enfrentarse a las tareas más exigentes, como asesoramiento en el desempeño del liderazgo, es decir, desarrollando un estilo de liderazgo favorable entendiendo que las interacciones negativas pueden ser una fuente importante de estrés laboral, o enseñado a las personas como afrontarse a dificultades laborales con menor impacto en la salud. Según estudios de la “European Network for Workplace Health Promotion” introducir la Psicología en el trabajo es beneficioso para la empresa, indicando que por cada euro invertido en programas de intervención para la mejora de la salud en el trabajo, se recupera entre 2,5 y 4,8 euros. (ENWHP, 2005)

Con una cantidad de estudios nacionales e internacionales sobre la importancia del papel de la Psicología en el ámbito laboral, podemos concluir que el bienestar psicológico y el compromiso de los empleados de la organización tienen un impacto exitoso y positivo en el rendimiento de la empresa y finalmente en sus beneficios y resultados. (Cropanzano y Wright, 2000)

El Centro Manuel Escudero ha desarrollado una metodología orientada a la salud corporativa.

“Los riesgos de origen psicosocial son uno de los principales problemas de salud laboral y su falta de prevención puede suponer importantes costes humanos y económicos.”

Para evitar importantes daños y consecuencias humanas y económicas es importante que las empresas generen sistemas de prevención de los riesgos psicosociales.

En el Centro Manuel Escudero hemos desarrollado una metodología innovadora, llamada “Psicoestrategia”, se basa en un modelo de interacción optima de 6 conceptos, conocimientos de psicopatología básica y la dinámica de los contactos psicológicos en la organización. Estos conceptos ayudan en obtener una visión sistémica y dinámica de la empresa.

Es un curso de formación que ayuda a personas de mando alto o media en entender la importancia real de a la salud mental en la empresa y detectar situaciones disonantes entre empleados para proporcionar una solución a estos problemas psicológicos que, posiblemente, generan costes a la empresa. Asimismo, se muestra como una gran ayuda para potenciar los talentos y habilidades de los componentes de las empresas. Aplicar la Psicoestrategia en las organizaciones contribuye al desarrollo del bienestar y la salud organizacional individual y colectivamente y mejora las conductas interpersonales en la organización.

Referencia: Infocop nº78 del consejo general de la Psicologia de España.

Dejar un comentario