Sesgos cognitivos

¿Qué son los sesgos cognitivos?

Los Sesgos cognitivos nos permiten tomar decisiones intuitivas cuando una situación requiere una respuesta inmediata. Para nuestro cerebro es imposible de procesar toda la información que percibe a través de los sentidos y por lo tanto requiere de un filtro selectivo o subjetivo, pero podemos correr el riesgo que una decisión intuitiva y poco pensada nos puede llevar a equivocaciones con un impacto irreversible.

“Nuestro cerebro sólo escucha lo que queremos que escuche”

Se han realizado muchos estudios acerca de nuestra toma de decisiones en diferentes contextos, y según estos estudios, nuestras acciones en determinadas situaciones no son tan lógicas como pensamos.

Percepción cognitiva psicologíaPara definir el término “sesgo cognitivo”, podemos decir que es “el efecto psicológico que produce una desviación en el procesamiento de nuestra percepción que causa una alteración al procesar esta información”.

El sesgo cognitivo surge de distintos procesos, no siempre fácilmente distinguibles, vinculados a nuestra influencia social, nuestra educación, experiencias, motivación de tipo emocional y moral, procesamiento heurístico (atajos mentales), etc.  Estos procesos cognitivos actúan sobre cómo captamos e interpretamos los hechos, la información, una situación.

Por lo tanto, la percepción de un hecho suele ser diferente según la persona que lo percibe y esa percepción lleva a ciertas distorsiones, interpretaciones ilógicas o juicios inexactos. Cuando sufrimos sesgos emocionales, aún hay más fluctuación debido a que nuestras decisiones no suelen ser completamente racionales cuando conllevan una carga emocional importante.

Notas:

*La Real Academia Española nos da el siguiente significado de “sesgo”:oblicuidad o torcimiento de una cosa hacia un lado. En la psicología se utiliza el término “Sesgo cognitivo”, es la clase de distorsión que afecta el modo de percibir la realidad.

**El concepto “Sesgo cognitivo” apareció por primera vez en el año 1972, gracias al psicólogo Daniel Kahneman.

¿Cuáles son los principales tipos de sesgos cognitivos estudiados en la psicología?

Nombramos “algunos” de los patrones de Sesgos cognitivos en los que los juicios y las decisiones no se basan en lo previsible según la teoría de la elección racional:

  • Sesgo retrospectivo o sesgo a posteriori: Es la propensión a percibir los eventos pasados como predecibles, se crea un falso recuerdo en el que los individuos piensan que sabían la solución antes de que ocurriera. Este sesgo también puede crear el sentimiento de culpabilidad porque “teníamos que haberlo sabido”.
  • Sesgo de correspondencia:  También llamado error de atribución: es la tendencia a explicar las conductas de los demás apelando a sus características internas. Es decir, en este momento explicamos los comportamientos basándonos más en cómo es la persona que en los factores sociales y ambientales que rodean e influyen a esta persona. Por ejemplo: “Eso le ha pasado por ser así y a mí por mala suerte”.
  • Sesgo de confirmación:  Es la tendencia a averiguar o interpretar información de forma que sea coherente con nuestro pensamiento acerca de ese tema. Aceptamos sin más las pruebas que apoyan nuestras ideas mientras que nos mostramos escépticos con las que son contrarias, considerándolas parciales o interesadas. Es la tendencia en favorecer, buscar, interpretar y recordar la información que confirma nuestras propias creencias, al mismo tiempo que apartamos o desechamos posibles alternativas.
  • Sesgo de autoservicio: También sesgo por interés personal es la tendencia a exigir mayor valoración para los éxitos que para los fracasos, es decir, la persona se auto-atribuye el crédito personal en sus éxitos, pero no en sus fracasos. Se manifiesta cuando tendemos a interpretar a nuestro favor una situación ambigua.
  • Sesgo de falso consenso:  Es la tendencia de juzgar que las propias opiniones, creencias, valores y costumbres son las extendidas, generales y compartidas por la mayoría. Es una creencia errónea que maximiza artificialmente la confianza que tenemos en nosotros. El sesgo de falso consenso se refiere solo a una sobreestimación de la extensión de las creencias propias, proyectándolas a nuestro alrededor. Se podría resumir en “todo el mundo piensa lo mismo que yo”.
  • Sesgo de memoria: El cerebro puede alterar el contenido de lo que recordamos. De cara a tomar decisiones, los recuerdos se muestran sesgados hacia ejemplos poco comunes que son o muy positivos o muy negativos. El sesgo de memoria puede desvirtuar el contenido de lo que hemos recordado y hacernos comunicar a los demás, recuerdos que nunca ocurrieron o de una manera cualitativamente diferente. Este sesgo afecta a nuestra capacidad de predicción futura porque no tiene en cuenta correctamente acontecimientos diarios y cotidianos.Tipos de sesgos cognitivos
  • Ilusión de serie o Apofenia: El ser humano tiene tendencia a ver patrones y conexiones en situaciones y hechos aleatorios. En ocasiones, vemos patrones donde realmente no los hay y donde no existe tal relación entre las situaciones. Cuando hablamos de un pensamiento de “ilusión de serie” creemos predecir lo que va a pasar por reconocimiento de patrones producidos en el pasado.  Nuestro cerebro toma nota de algunos hechos y las demás cosas permanecen desapercibidas y podemos relacionar patrones en este momento que no tienen nada que ver con lo que hemos vivido en otro momento. Aunque estemos delante de un mismo patrón de hechos, nos encontramos en otra realidad.
    Ejemplo: Cuando alguien llama a la puerta a las 17h, es mi hijo que regresa del colegio, pero resulta que es una vecina que viene a visitarme.
  • La ilusión de grupo: Es un sesgo cognitivo en el cual las personas tienden a presuponer que sus opiniones, creencias, valores, etc. son apoyadas ampliamente por la mayoría y tiende a sobreestimar el grado de acuerdo que los demás tienen con ellos. Suelen estar muy confiados en sus propias creencias, anqué sean erróneas o no coincidan con el resto del grupo.
  • Correlación ilusoria: Es un sesgo bastante común y sucede cuando relacionamos la información que tenemos a un determinado estereotipo, por ejemplo; categorizamos una persona o situación dentro de ese estereotipo aunque no haya datos que lo confirmen en realidad. Como ejemplo, suele acontecer cuando nos dejamos llevar por las primeras impresiones al conocer a una persona por su color de piel, vestimenta… siendo un generador de prejuicios.
  • Efecto BarnumForerEl efecto Barnum o Forer puede proporcionar una explicación parcial o vaga de la aceptación generalizada de algunas creencias y prácticas. Por ejemplo; la astrología puede parecer creíble, dan altos índices de acierto de la personalidad, pero en realidad las descripciones son vagas y aptas para un amplio grupo de personas.
  • Las personas son víctimas de la falacia de validación personal y hacen suyas, generalizaciones que pudieran ser igualmente válidas para un amplio rango de individuos.
  • Heurística de disponibilidad: Es un mecanismo psicológico para determinar la probabilidad más alta de que un suceso ocurra. Tomamos decisiones rápidas sin tener todos los datos, acortando lo máximo posible los pasos que deberíamos tener en cuenta. Es un atajo en tomar decisiones basándonos en lo más común y accesible para nosotros.
  • Sesgo de autojustificación: Cuando creemos que nos hemos equivocado en una decisión del pasado, buscamos el valorar la parte positiva de aquella decisión, minimizando la negativa.
    Ejemplo: Voy de viaje en la época del año más cara, el viaje cuesta casi el doble. Justifico el gasto con pensamientos como “solo se vive una vez”, “los niños recuerdan la experiencia durante muchos años”. Tratamos de racionalizar la decisión para no reconocer que estábamos equivocados.
  • Sesgo de retrospectiva:  Es la reconstrucción del pasado con conocimientos actuales. Sobre un evento del pasado se tiende a pensar que era previsible.
    Ejemplo: Los expertos en Bolsa nos explican con todo lujo de detalles el motivo de la subida del día anterior, pero les cuesta un poco más acertar con lo que hará mañana.
  • Sesgo de fabulación: Mezclamos nuestros recuerdos con la imaginación y con lo que nos explican otras personas.
    Ejemplo: “Ver todo de color de rosa”, recordamos los eventos pasados como más positivos de lo que realmente fueron. (Cualquier tiempo pasado fue un sesgo cognitivo).
  • Sesgo de observación selectiva: Una mujer que está embarazada sale a la calle y le da la impresión de ver a mujeres embarazadas por todas partes. No es así, se fija más en esas personas que comparten con ella el estar en gestación.
  • Fenómeno del mundo justo: Buscamos motivos que nos hagan pensar que la víctima de un hecho desafortunado ha hecho algo para merecerlo. Tendencia a creer en la justicia divina o también relacionado con el destino. El pensar que cada uno recibe lo que se merece.
  • Efecto de primacía y recencia: Es la tendencia a recordar mejor el principio y el final de un evento. Como ejemplo, en toda buena película siempre nos acordaremos como acaba.
  • Aversión a la pérdida y el sesgo de statu quo: Valoramos más lo que tenemos que lo que podríamos conseguir, aunque a veces esto signifique perder oportunidades. Explica la tendencia a quedarnos en la zona de confort y evitar arriesgarnos.
  • Sesgo de autoridad: En ocasiones valoramos en exceso las opiniones de un experto, valorando únicamente su prestigio y no sus argumentos. Explica el motivo por el que las empresas apuestan por tanto anuncio de famosos recomendándonos sus productos.

Dejar un comentario