Técnicas de autocontrol emocional

¿Qué es el autocontrol emocional?

técnicas de autocontrol emocionalPor autocontrol emocional se entiende la capacidad de mantener las emociones y la activación fisiológica dentro de unos límites adaptativos. Tener autocontrol emocional no significa “no tener emociones”, sino que las emociones no nos sobrepasen y no nos hagan sufrir a causa de desagradables síntomas físicos.

Manejar las emociones de forma controlada supone tener conciencia e inteligencia emocional, es decir, tener la capacidad para identificar con exactitud nuestras propias emociones, saber identificarlas y tomar conciencia de la relación entro emoción, cognición y comportamiento.

Cuando nos encontramos ante un problemas de falta de autocontrol emocional, se recomienda entrenar y manejar lo mejor posible las técnicas de autocontrol, lo que nos permitirá controlar las emociones disfuncionales.

Cuando aprendemos regular nuestros estados emocionales, podremos expresar las emociones de forma apropiada y regularlas de forma eficiente.

Método general de autocontrol emocional:

Se puede aprender a controlar de forma consciente las reacciones del Sistema nervioso autónomo (SNA), por medio de un entrenamiento en técnicas de relajación y de autocontrol emocional y métodos cognitivos.
Estas técnicas de autocontrol ayudan a controlar nuestros impulsos y reacciones, nos enseñan a relajarnos y a estar serenos y descansados.
Las personas con un alto grado de autocontrol emocional, se encuentran en mejores condiciones para enfrentarse a las dificultades de la vida diaria y pueden distinguir más fácilmente entre lo que es más importante y lo que no es tan relevante.

Existen diferentes tipos de autocontrol:

  • Fisiológico*
  • Cognitivo
  • Conductual

*Dentro de las técnicas fisiológicas de autocontrol, tenemos el entrenamiento autogeno, el metodo de jacobson, control de la respiración y el mindfulness.

En el Centro Manuel Escudero hemos diseñado un método de relajación que se puede practicar en cualquier momento y en cualquier lugar, llamado “Relajación Completa”. Es un sistema de entrenamiento serio y eficaz que te permitirá, en poco tiempo y sin esfuerzo, alcanzar de forma natural un gran control de las emociones, lo que te capacitará eliminar y prevenir la tensión emocional, la angustia, obsesiones, ansiedad, miedos, las preocupaciones y el estrés. Tiene efectos de recuperación y prevención, devolviendo al organismo a su estado natural de equilibrio, normalizando procesos fisiológicos, mentales y emocionales.
La relajación es un estado que cualquiera puede conseguir con un aprendizaje adecuado. Una persona entrenada en técnicas de relajación, puede reducir sus niveles de tensión y alteración emocional siempre que quiera, con lo que tendrá la posibilidad de disfrutar, permanentemente de las placenteras sensaciones que se desprenden de la relajación y de todos sus beneficios.

Algunos síntomas que definen la relajación, son:

  • Físicos: hormigueo, sensación de peso, sensación de anestesia física, bienestar.
  • Sistema nervioso autónomo: calor, descenso de la frecuencia cardiaca, manos secas, sensación de levitación, sensación de intemporalidad.

Como recomendaciones fundamentales para alcanzar un buen estado de relajación podemos apuntar:

  • No te exijas un rendimiento al realizar los ejercicios. Si se fuerza para conseguir la relajación, bloqueará su aparición.
  • Concéntrate en vivir el momento presente. No te dejes llevar por recuerdos o pensamientos anticipatorios.
  • La respiración es un elemento muy importante para conseguir la relajación. Respira siempre profundamente, con el abdomen, de forma fluida y muy despacio.

Dejar un comentario