¿Qué es la depresión?

Video Centro Manuel Escudero, ¿Qué es la depresión?

La depresión es uno de los trastornos psicológicos más frecuentes en nuestros días. Un alto porcentaje de la población sufre una depresión a lo largo de su vida, aunque muchas veces cursa sin que la persona sea consciente que la padece o que la ha padecido, interpretando sus síntomas como normales debido a que o no son muy intensos y los puede aguantar, aunque no son agradables o a que se asocian a una situación vital difícil. Se justifican diciendo que son síntomas normales para la situación que se está pasando.

Muchas veces la persona que sufre una depresión, no puede hacer las cosas normales que hacía antes de tener esta enfermedad, lo que, frecuentemente, le produce fuertes sentimientos de culpa, pensando que no las hace porque no quiere, en vez de asumir que tiene una enfermedad que le esta incapacitando.

Otro error muy común es que las personas del entorno del paciente las culpabilizan, muchas veces sin querer y con el deseo de ayudar, haciendo comentarios como, no sé porque estas triste, ¡¡si no tienes motivos!! Sal a la calle a hacer cosas y verás cómo te animas, pero si te va todo bien, ¿por qué estás así? Este tipo de comentarios producen ansiedad y culpabilidad en los pacientes y no ayudan a su recuperación.

Lo primero que hay que entender, es que una depresión es una enfermedad incapacitante y como tal tiene que ser entendida y abordada llevando al paciente al psiquiatra lo antes posible, ya que una depresión no es un estado que se pueda dejar pasar sin darle importancia.

Es una enfermedad psicológica que puede ser muy seria y que hay que tratarla lo antes posible. Ya que nos hace sufrir innecesariamente y puede tener unas consecuencias severas para nuestra vida.

Tipos de depresión: ¿Qué es la Distimia?

Hay varios tipos de depresión, el primer tipo y el más común, es el trastorno distímico o distimia.

Los pacientes que acuden a nuestro centro lo describen como un estado en el que se está triste pero que se puede aguantar, tienen dificultades para estar contentos, les falta motivación e ilusión, no pueden disfrutar de las cosas, están más sensibles ante los problemas cotidianos que les afectan más de la cuenta, no pueden controlar bien los pensamientos, dan más vueltas a las cosas de las que deben, y estos pensamientos les afectan demasiado, se sienten cansados, pero pueden hacer las tareas normales de la vida, pero con mucho esfuerzo.

Es como tener que hacer las cosas normales de la vida con un ancla muy pesada atada al cuello, se hacen pero cuesta mucho.

Además la persona que sufre una distimia puede presentar síntomas como:

  • Perdida o aumento de apetito
  • Insomnio o hipersomnia
  • Falta de energía
  • Fatiga
  • Baja Autoestima
  • Dificultades para concentrarse o para tomar decisiones
  • Sentimiento de desesperanza.
  • Una visión negativa de sí mismos, del mundo y del futuro que les causa un gran malestar.

Para ser diagnosticado de distimia, estos síntomas tienen que haber estado presente durante, al menos, dos años.

La distimia suele aparecer de forma más frecuente en personas con rasgos obsesivos de la personalidad o en personas que están sometidas a una fuerte tensión emocional durante un tiempo prolongado.

Los tratamientos farmacológicos son imprescindibles para superar este tipo de depresión y se muestran muy efectivos.

En el caso de la distimia y el trastorno adaptativo con estado de ánimo depresivo, además de la medicación, realizar una terapia psicológica de orientación cognitiva es fundamental para su completa superación.

Tipos de depresión: ¿Qué es la Depresión mayor?

Otro tipo de estado depresivo es el trastorno depresivo mayor, es un trastorno que puede cursar de forma leve, moderado, grave sin síntomas psicóticos o grave con síntomas psicóticos.

Incluso puede cursar con síntomas melancólicos o catatónicos o incluso puede tener su inicio en el post-parto.

Es una enfermedad que puede convertirse en un trastorno crónico.

El trastorno depresivo mayor, produce un deterioro severo en la vida de la persona y conlleva un gran sufrimiento psicológico, ya que bloquea o hace muy difícil el rendimiento en las tareas de la vida cotidiana, pudiendo producir un grave deterioro en la vida social, laboral o en otras áreas importantes de la actividad normal del paciente.

Cualquiera que sea el tipo de depresión que pueda padecer una persona, siempre hay que tratarlo. Es un problema psicológico que puede derivar en una grave enfermedad mental que acarrea mucho sufrimiento y deterioro de la vida normal, por lo que hay que ponerse en tratamiento lo antes posible.

Los tratamientos farmacológicos son imprescindibles para superar este tipo de depresión y se muestran muy efectivos.

El centro de psicología y psiquiatría de referencia en Madrid.

Logotipo salud Madrid
Logotipo colegio oficial psicologos Madrid
Logotipo colegio oficial medicos Madrid
Logotipo efpa
Centro autorizado por la dirección general de sanidad en Madrid