Ansiedad: origen, causas, síntomas y tratamientos

Video Centro Manuel Escudero, Ansiedad: origen, causas, síntomas y tratamientos

En esta página encontrarás información relevante sobre:

  1. Ansiedad: origen y causas
  2. ¿Cuál es el origen de la ansiedad?
  3. Cómo tratar la ansiedad
  4. La relación entre obsesiones y ansiedad

La ansiedad es uno de los problemas psicológicos más extendidos en nuestros días.
Observamos que los ansiolíticos están entre los fármacos más consumidos del mundo, las consultas a los médicos o a los psicólogos por motivos relacionados con la ansiedad van en aumento y las bajas laborales producidas por la ansiedad o sus diversas manifestaciones son muy numerosas. El número de terapias alternativas para combatir la ansiedad, los nervios o el malestar se incrementa día a día.

Todos hablamos, en algún momento dado de la ansiedad, de sus efectos sobre la salud, de sus tratamientos o de los fármacos que la combaten.

Pero ¿Que es la ansiedad? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Cuál es su tratamiento? ¿Cuál es su origen?

Con frecuencia, cuando acude una persona a nuestro centro por primera vez y le preguntamos porque viene a consulta, nos responde “sufro ansiedad”.

Al preguntar “¿Qué le pasa exactamente?”, en general, no saben que responder, ni cómo explicar lo que le pasa.

Algunas personas dicen que sienten síntomas que son desagradables, otras que son nervios, otras sienten mariposas en el estómago y otras que tienen un malestar interior que no saben definir, ni saben explicar.

Entonces ¿Que es la ansiedad? Un término que empleamos con regularidad, pero del que mucha gente desconoce su significado.

Fisiológicamente la ansiedad es la activación de la rama simpática del sistema nervioso autónomo (SNA), esta activación provoca una serie de cambios fisiológicos que están destinados de preparar al cuerpo para un mayor rendimiento físico o intelectual. Es una respuesta normal del organismo y no hay nada en ella que nos tenga que hacer tenerla miedo. Es algo que nos sucede al día docenas de veces y casi no nos damos cuenta.

La respuesta normal es que el SNA active y desactive esta rama de forma periódica, es decir la activa en un momento que necesitamos mayor rendimiento (lo que se llama ansiedad facilitadora) y la desconecta cuando ya no lo necesitamos.

¿Cuál es el origen de la ansiedad?

Mucha gente, cuando sufre un problema psicológico, piensa que la ansiedad es el problema principal, pero no lo es. Para explicarlo rápidamente podemos utilizar una metáfora:

La ansiedad es al sistema psíquico lo que el dolor es al sistema físico, es decir, al cuerpo …

Si sentimos dolor en alguna parte del cuerpo, esto significa que algo no va bien. El dolor nos avisa que algo está pasando y que tenemos que arreglar, si el dolor es muy intenso o muy prolongado acudimos al médico no solamente para que nos quite ese dolor, sino para averiguar qué es lo que pasa, que es lo que no va bien en el cuerpo, y tratar eso, y no el dolor en sí mismo.

Lo mismo sucede con la ansiedad, no es un problema en sí mismo, sino que nos avisa que algo no va bien en el sistema psíquico y como tal debe ser tratado.

¿Pero que significa que algo no va bien en el sistema psíquico? Pues varias cosas. Por ejemplo, la ansiedad puede cursar como sintomatología asociada de varias psicopatologías, como la depresión, obsesiones, estrés postraumático, algunos trastornos de personalidad, adicciones, etc., pero también puede significar que tenemos algún problema emocional, como puede ser atravesar un duelo, que estamos pasando por una época de crisis personal o cambios emocionales, que tenemos relaciones afectivas complicadas que no sabemos o no podemos manejar, que estamos sufriendo una crisis de identidad, que tenemos problemas de adaptación al entorno o a situaciones nuevas, que tenemos problemas de autoestima, o que estamos cometiendo lo que se llaman errores de pensamiento.
Son unos pensamientos que realizamos de forma automática pero que tienen la propiedad de activar la rama simpática del SNA.

Por todo esto cuando un paciente viene a consulta diciendo que sufre ansiedad, lo más normal es que, al hacer la historia clínica, veamos que la ansiedad es un síntoma derivado de otra psicopatología o bien de una situación vital difícil, traumática o patológica.

Una vez realizado correctamente el diagnostico es cuándo podremos comenzar un tratamiento adecuado para eliminar la ansiedad, todos sus síntomas y las causas subyacentes que la originan.

Una observación que consideramos muy importante y que recalcamos insistentemente a todos los pacientes, es que la ansiedad en si misma no es peligrosa

Es desagradable, incomoda, pero no conlleva un riesgo real de muerte, cosa que piensan muchos pacientes que la sufren y que les produce un intenso temor que se puede convertir en una patología llamada, fobofobia (miedo al miedo) que hay que evitar en la medida de lo posible.

Esta patología se evita teniendo visión realista y objetiva de lo que es la ansiedad y lo que significa.

Síntomas físicos

El problema se presenta cuando esta activación de la rama simpática del SNA se mantiene durante más tiempo del que debería estar activado y por alguna razón no se desactiva, manteniendo unos síntomas físicos, que son normales cuando se mantienen poco tiempo, pero que se tornan muy desagradables cuando están presentes durante mucho tiempo o tienen una intensidad elevada.

Algunos síntomas físicos que produce la ansiedad son:

  • Agitación
  • Palpitaciones
  • Nauseas
  • Vértigos
  • Mareos
  • Inestabilidad
  • Malestar
  • Sudoración
  • Temblores
  • Parestesias

Síntomas psicológicos

Pero también llevan asociados unos síntomas psicológicos, como por ejemplo:

  • Inseguridad
  • Miedos
  • Fobias
  • Sensación de Despersonalización
  • Sensación de irrealidad
  • Conductas o hábitos nerviosos
  • Falta de concentración
  • Dificultades para memorizar
  • Impaciencia e
  • Impulsividad

Cómo tratar la ansiedad

El Centro de Psicología y Psiquiatría Manuel Escudero de Madrid recomienda:

La ansiedad es útil si necesitas afrontar situaciones estresantes ya que tiene una labor facilitadora del rendimiento intelectual y conductual. Pero cuando pasa de determinado límite, no desaparece, continua incrementando su intensidad y no tenemos posibilidad de controlarla conscientemente, entonces se considera patológica y es necesario tratarla.

 

Dentro de las terapias más apropiadas contra este tipo de trastorno, se encuentran las terapias cognitivo- conductuales.
Este tipo de terapia, permite a la persona que padece aansiedad, quereconozca e identifique los pensamientos automáticos irracionales que la desencadenan y le proporciona las técnicas y metodología para controlarla.

Para cualquier ayuda o información sobre ansiedadponte en contacto con nosotros. En nuestro Centro recibirás atención personalizada y un tratamiento a tu medida para superar el trastorno de ansiedad.

A continuación enumeramos una serie de recomendaciones sencillas que pueden ayudarte a controlar la ansiedad:

  • Hacer ejercicios físicos es sin duda una estrategia muy buena para calmar la ansiedad.
  • Contra la ansiedad se recomienda ejercicios de respiración como por ejemplo los que te pueden enseñar en una clase de yoga.
  • Organiza tu tiempo y haz una planificación semanal de tus cuestiones más importante para evitar que tus tareas te superpongan y que de esta forma aflore la ansiedad.
  • Trata de hacer actividades que te saquen de la rutina y de los pensamientos que te alteran. Por ejemplo, una caminata o un viaje al campo o la playa, noche de cine, etc.
  • Asiste a reuniones sociales y comunícate con la gente.
  • Consulta con tu psicólogo para poder hablar sobre las causas de tu ansiedad
  • Trata de implementar una dieta sana, variada y nutritiva.
  • Evita usar drogas! El uso de drogas pueden calmarte en una primera instancia, pero al pasar el efecto, la ansiedad será mayor aún y encima estarás desarrollando una adicción.
  • No calles tus problemas, compártelos con alguien de confianza.
  • Trata de pensar antes de actuar, por más ansioso que estés.
  • Si tienes un hobby o una actividad en la que te destacas, intensifícala cuando estés más ansioso.
  • Disfruta tu sexualidad y verás cómo mejora tu sensación de relajación y disminuye tu ansiedad.

La relación entre obsesiones y ansiedad

La experiencia profesional de nuestro centro nos ha mostrado que una gran parte de las personas que acuden a consulta sufren un problema de ansiedad relacionado con pensamientos y rumiaciones obsesivas.

Este tipo de personas tienen unos rasgos muy característicos, suelen ser personas que tienden a pensar más de la cuenta, y en general son muy autoexigentes con una fuerte noción del bien y del mal. Quieren hacer las cosas bien o lo mejor posible, lo que les lleva a sentir frecuentemente sentimientos de culpa al tener la sensación de no poder cumplir, asimismo tienen tendencia a tener dudas.

Son muy sensibles, se preocupan mucho de las cosas y las cosas normales de la vida les afectan más.

En ocasiones tienen una estructura de pensamiento rígido que hace que sea difícil que se adapten a situaciones nuevas o que no habían planificado con anterioridad, quieren tenerlo todo bajo control y si no pueden se sienten incómodos o con ansiedad y todo esto, muchas veces, sin que la persona sea consciente de ello.

Cuando estos rasgos, por alguna razón, se incrementan, pueden aparecer neurosis obsesivas (pensamientos que cursan en bucles, vienen sin el control consciente de la persona, se quedan dando vueltas en la cabeza sin que la persona los pueda parar. Los pensamientos provocan alteración emocional o ansiedad y se van de repente sin que la persona tenga control sobre este proceso. La persona que tiene este problema sabe que estos pensamientos no son correctos o sanos, pero no puede hacer nada para que desaparezcan ni para evitar la ansiedad o el sufrimiento que les provocan)

En muchas ocasiones las personas acuden a nuestro centro manifestando que sufren ansiedad, sin ser conscientes que la ansiedad se les incrementa cada vez que están sumidos en un bucle obsesivo, sin darse cuenta que están dando vueltas permanente a las cosas, con exigencias internas y sentimientos de culpa, que les genera una intensa alteración y malestar interno.

El correcto tratamiento de los problemas obsesivos tiene muchos beneficios en la calidad de vida del paciente y uno de los principales es, precisamente, la desaparición de la ansiedad, todas sus manifestaciones y toda su sintomatología.

El centro de psicología y psiquiatría de referencia en Madrid.

Logotipo salud Madrid
Logotipo colegio oficial psicologos Madrid
Logotipo colegio oficial medicos Madrid
Logotipo efpa
Centro autorizado por la dirección general de sanidad en Madrid